Siempre es importante identificar cuáles son las causas que producen este problema.

 

La  pérdida  del  cabello  afecta a muchas personas en su autoestima, les genera inseguridad y vergüenza, incluso puede afectarles el carácter y llevarlas a estados de depresión.    Una dieta carente de nutrientes esenciales, problemas de tiroides, infecciones, estrés, anemia, exceso de cosméticos, tintes, alisados, mal uso de la secadora y plancha, incluso los efectos colaterales de algunos tratamientos médicos provocan dicha caída.

Es importante que aprendas a evaluar los ciclos naturales de pérdida de cabello, que pueden ser desde una más densa al menos cada siete años, su grosor natural y el beneficio o daño que aportan los productos capilares. Cuando estés en este proceso, trata de no utilizar acondicionador ni te cepilles mucho el cabello porque podrías aumentar su caída; mantén tu cabellera limpia y utiliza un champú de limpieza profunda, al menos una vez a la semana para evitar que los folículos se tapen.Incluye alimentos fuente de vitamina A y E porque promueven la producción sana de sebo en el cuero cabelludo y ayudan a detener la caída.
Considera los siguientes tratamientos naturales.

- En un litro de agua hierve romero, cola de caballo y ortiga.  Deja reposar el agua hasta que enfríe, aplícala masajeando el cuero cabelludo.  Luego lávalo.

- Uno de los ingredientes naturales más populares es la pulpa de aloe vera, aplica y frota, por lo menos una vez al día, deja secar en el cabello y luego lava.

Brenda Sanchinelli, asesora de imagen
bsanchinelli@yahoo.com