blog

Yolanda de Cofiño, una mujer de éxito

Con trabajo duro y sobre todo, emprendimiento, se convirtió en una exitosa empresaria. Doña Yoly, como la llaman sus colaboradores, ha demostrado que la vida no se acaba cuando los hijos se van a la universidad. Es una oportunidad para buscar nuevos retos.

Con trabajo duro y sobre todo, emprendimiento, se convirtió en una exitosa empresaria.  Doña Yoly, como la llaman sus colaboradores, ha demostrado que la vida no se acaba cuando los hijos se van a la universidad.  Es una oportunidad para buscar nuevos retos.  

Cerca de cumplir 40 años, “su bebé”, como llama Yolanda de Cofiño a su empresa McDonald´s se ha vuelto un icono de prestigio, reflejado actualmente en los 105 restaurantes en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, además de haber inaugurado tres Casas Ronald McDonald para ayudar a niños enfermos.

Yolanda Fernández de Cofiño nació en Santiago de Chile el 29 de julio de 1934, su infancia transcurrió junto a sus padres y su hermano seis años mayor.  Su sueño era, como el de cualquier niña de aquella época, casarse y tener hijos.  Al cumplir la mayoría de edad su intención fue estudiar leyes, pero debido a una grave enfermedad, pospuso ese anhelo e ingresó más tarde a la Cruz Roja chilena. 

A los 20 años, su padre se trasladó con su familia a Guatemala al ser nombrado embajador en este país.  “No fue una decisión que yo tomé, fue el destino3-dia-del-servicio-Oct-88-McDonald's” comenta.  Poco después de su llegada a Guatemala, conoció al que sería su esposo, José María Cofiño, con quien se casó un año más tarde.  Tuvieron cinco hijos, la mayoría parte del staff ejecutivo de la empresa.  

Realizando el sueño 

McDonald´s estaba en toda Centroamérica menos en Guatemala cuando la familia Cofiño Fernández adquirió la franquicia.  El primer restaurante se abrió en la 10a. Calle de la Zona 1, el 19 de junio de 1974 con 30 empleados. 

Cofiño trabajó con su marido en el negocio desde un inicio para darle un nuevo concepto y convertirlo en un restaurante mucho más familiar.  A sus 40 años se propuso estar al frente y sacar adelante esta franquicia.  “Los primeros años no fueron fáciles y quería ayudar a mi esposo, así que me hice cargo pensando que sería como administrar una casa, pero más grande”, relata. 

Durante los primeros años, se enfocó en el mercadeo de la franquicia.  Se había propuesto mejorarla al grado de que los clientes al llegar se sintieran en familia y recibieran un producto de calidad.  Para llevar a cabo su plan, asistió a la Universidad de la Hamburguesa en Oak Brook, Illinois, Estados Unidos y participó en convenciones, seminarios y cursos especiales.  

Corte-de-Cinta-Segunda-Casa-Ronald-McDonald

Disfrutando del éxito 

40 años han pasado desde que decidiera tomar las riendas de una marca mundial que años más tarde la convertiría en un icono empresarial y una agente de cambio.  “Fue muy difícil y un gran esfuerzo para cambiar la situación y volver a atraer clientes de calidad, mi esposo quería venderlo y me opuse, le dije que me había costado como un parto completo”, recuerda doña Yolanda entre risas.

También tuvo el sueño de construir una Casa Ronald McDonald en Guatemala para ayudar a los niños enfermos.  Esto se cumplió en 2005 cuando inauguró la Primera Casa Ronald McDonald en el país, en 2009 la segunda y en 2013 la tercera.  Estas casas son un “hogar lejos del hogar” para las familias del interior del país que viajan a la ciudad capital para que sus hijos reciban algún tipo de tratamiento médico y no cuenten con los recursos para pagar un lugar en donde hospedarse.

De igual manera, se siente muy satisfecha de ayudar a niños a través de otros programas que apoya la Fundación Infantil Ronald McDonald Guatemala, en temas como desnutrición severa, construcción de casas para familias en extrema pobreza a través de Un techo para mi país y niños con problemas cardíacos a través de la Sala Familiar Unicar, así como otros proyectos de los cuales su hija se hace cargo.

Sus planes actuales incluyen seguir trabajando en la Fundación Ronald McDonald, uno de sus proyectos más queridos; recordando los años que han pasado, el sentimiento es de satisfacción porque logró fomentar un ambiente de ayuda a muchas familias guatemaltecas que laboraron en algún momento en sus restaurantes, quienes mantuvieron el lema que tanto le gusta repetir: “cada persona que entra a trabajar en McDonald´s debe salir siendo una mejor persona”.

Premios y Reconocimientos

  • En 1980 recibió el Premio “Ronald de Plata” entregado por la idea de las celebraciones de cumpleaños en McDonald’s.
  • En 1982 recibió el premio “Ronald de Plata” entregado por la creación del “Menú de Ronald” conocido posteriormente alrededor del mundo como la Cajita feliz.
  • En el 2001 es elegida como una de “Los 12 guatemaltecos más importantes del 2001”, por sus contribuciones en labor social, por parte de la Asociación de Gerentes de Guatemala.
  • En el 2002 recibió “The Leading Women Entrepreneurs of the World” por ser una de las 40 empresarias destacadas en el mundo y que realizan labor social en su país.
  • En el 2014 le otorgaron un reconocimiento de parte de la Cámara de Industria de Guatemala, por su labor como empresaria y su aporte para el desarrollo de la industria y la creación de miles de empleos en beneficio de la economía del país.