blog

Cómo hacer crecer las pestañas con aceite de oliva, ricino y almendras

¿Quieres tener pestañas fuertes, largas e hidratadas? Todo eso es posible gracias a los beneficios del aceite de oliva, ricino y almendras.

Todas las mujeres quieren lucir una mirada expresiva con pestañas largas y bien voluminosas, pero no todas tienen la fortuna de tenerlas así naturalmente, sin embargo, eso no quiere decir que sea imposible. Acá te contamos cómo hacer crecer las pestañas y lograr una mirada cautivadora con aceite de oliva, ricino y almendras.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/tener-pestanas-mas-gruesas-y-largas-con-talcos-funciona/

Uno de los mejores trucos para estimular el crecimiento de las pestañas es nutrirlas a profundidad a través de productos que las fortalezcan y eviten su deterioro. Entre los productos más efectivos está el aceite de oliva, ricino y almendras, ambos son ideales para nutrir y estimular el crecimiento de las pestañas.

Esta mezcla de aceites para pestañas es muy fácil de hacer y conseguir, así que no tendrás mayor problema para hacerla y solo necesitarás:

  • Aceite de ricino
  • Aceite de almendras
  • 2 gotitas de aceite de oliva

La cantidad de aceite de ricino y almendras debe ser igual y está dependerá del frasco donde realices la mezcla. Es importante tener en cuenta que es mitad aceite de ricino y mitad de almendras.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/trucos-de-maquillaje-que-te-haran-ver-mas-atractiva/

¿Cómo usarlo?

  • Humedece un hisopo de algodón o un cepillo especial para pestañas con la mezcla de los tres aceites.
  • Aplícalo sobre las pestañas.
  • Déjalo actuar sin enjuagar por toda la noche.
  • Úsalo antes de dormirte todos los días.

Beneficios

El aceite de almendras destaca por su alto contenido en vitamina A, B y E que ayudan a nutrir los vellos y potencializa el crecimiento saludable para mantenerlas voluminosas. Sin embargo, las propiedades del aceite de ricino mejoran el aspecto de la piel y el cabello. Se utiliza para hidratar las pestañas, ya que sus nutrientes asimilan con facilidad al ser aplicados en la zona.

El aceite de oliva ayuda a tener pestañas más fuertes, hidratadas y densas.