blog

DíaDelAustismo: Joshua Cardona, un niño que regala alegría

Cada 2 de abril se conmemora el Día Mundial de la Concientización del Autismo. El objetivo de este día es invitar a reconocer que las personas con autismo son capaces de aprender y trabajar.

¿Qué es el autismo?

Se define como un trastorno neurobiológico del desarrollo o trastorno de espectro autista. Se manifiesta en los primeros tres años de vida y perdurará a lo largo de su ciclo vital.

De acuerdo con los especialistas la palabra “autista” proviene del griego “auto” que significa “yo”.   Y una característica de quienes padecen este autismo es que parecen enfocados en sí mismos.

Pero no solo eso. El trastorno provoca ciertas características comunes en tres áreas del desarrollo: la comunicación, la interacción social y ciertos patrones de conducta ritualistas, dice Kareen Gudiel de Hutton, de la Asociación Guatemalteca por el Autismo.

Un día para romper paradigmas del autismo

Joshua Cardona es un niño de 10 años y se caracteriza por ser un niño muy alegre, siempre está sonriendo, tiene una mirada dulce y tierna.

Su mamá, Linda Cardona, lo describe como un niño educado, alegre, amable, curioso y tiene una memoria visual increíble.

Linda comenta que Joshua vivió una experiencia traumática en el colegio donde estudiaba ya que no contaban con psicólogos y pedagogos.  

Luego de esta experiencia traumática que Joshua vivió en un colegio y llegó a una demanda legal, una abogada le recomendó una psicóloga ya que Joshua no socializaba, no le gustaba estar en lugares donde había muchas personas y no jugaba con los demás niños. Al llegar le recomendaron un centro de estudios para niños especiales y lo evaluaron.

Una semana después los médicos le dijeron a Linda que su hijo tiene Asperger, un trastorno en el desarrollo que lleva asociada una alteración neurobiológica, manifestando un conjunto de características mentales y de conducta que forma parte de los trastornos del espectro autista.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/mente-y-cuerpo/la-vida-con-autismo/

“Los médicos me indicaron que era un tipo leve, pero que iba a necesitar terapias que lo ayudaran a tener una vida como la de los demás. Estudia en el Instituto Neurológico de Guatemala, su colegio como le dice él. En este lugar cuenta con maestras, niñeras, terapeutas y psicólogos tanto para los niños como para las mamás”.

Actualmente Joshua tiene 4 años estudiando y su familia ha visto cambios y mejorías como que ya puede entablar una conversación con otra persona, ya sabe expresar cuando algo le molesta como un ruido o lugar.

“Una de mis metas de este año es que Joshua aprenda a leer ya que los números se los sabe muy bien”, confirma Linda.

La mamá de Joshua comenta que no ha sido fácil ya que cuando tenía 4 meses de embarazo su conyugue falleció en un asalto y desde entonces sus papás le brindan apoyo económico y no les falta nada.

“Mis papás quieren a mi hijo como propio y me apoyan económicamente. Son una bendición en nuestras vidas, aman a mi hijo y gracias a ellos no le falta nada”.

Para los papás de Linda no fue fácil aceptar el padecimiento de Joshua, debido a que cuando se enteraron lloraron bastante.

“Mi papá lloró bastante y no quería creerlo, mientras mi mamá que es una mujer fuerte se mantuvo tranquila. Sin embargo, yo pensé que Dios me había mandado una prueba más, pero con los días entendí que Dios había visto algo especial en mí para designarme a uno de sus ángeles más especiales como Joshua”, comenta Linda.

Linda comenzó a buscar información, leer, consultar a más profesionales para poder ayudar a Joshua.

El Asperger les ayudó a romper prejuicios y el qué dirán de las personas. Al principio la familia de Linda no quería que nadie supiera, pero luego de un tiempo esa barrera se rompió y aprendieron a ser más tolerantes y pacientes.

“No soy una persona con paciencia, pero el amor a mi hijo es más grande que todo y aprendí a estar alerta a el entorno donde esté Joshua, a los ruidos, colores u olores que lo puedan incomodar”, afirma Linda.

Un mundo mejor para Joshua

Con el fin de ayudar a más papás o a más personas para que entiendan esta condición de vida, Linda decidió realizar un blog llamado “Hablemos de Autismo”.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/actualidad/un-dia-para-romper-paradigmas-del-autismo/

“Esta idea la tenía desde hace años y fue hasta el año pasado que inicié con un canal de YouTube, pero me lo eliminaron. Luego intenté con una página de Facebook y esto es “Hablemos de Autismo”.

Linda tiene el deseo de poder escribir un libro sobre el Autismo y que sea una guía para estos nuevos padres de niños con diagnóstico.

El objetivo de esta página es poder dejarle un mundo diferente a mi hijo, con personas más consientes, tolerantes y con empatía. Que la barrera de los prejuicios y del no puedes se derriben, que se les dé la oportunidad de trabajar, estudiar y si se puede tener una familia.

Linda indica que actualmente tanto Joshua como más niños tienen la posibilidad de aprender un oficio y así poder llegar a ser personas independientes  y esa es una de las tareas del Instituto Neurológico en donde los ubican en una empresa para que logren desempeñarse.

“Joshua empieza a leer y a sumar, es un niño feliz pero sobre todo curioso por todo lo que le rodea. Sigue con sus terapias y el constante apoyo que se le da en casa para que siga explotando su destreza con los números”

Linda Cardona comenta que: “Lo más importante en esta vida es amar a nuestros hijos tal y como son, porque son ángeles que Dios manda prestados y nosotros como sus mamás somos guías terrenales y el autismo es solo un poder que se le asignó a mi hijo y que me ha ayudado a ver la vida de una manera única. El diagnostico de Joshua no define su futuro y es importante hablar de autismo como una condición de vida y no como una enfermedad”