blog

Ejercicios fáciles que debes practicar si pasas mucho tiempo sentada

¿El trabajo de oficina o el home office te mantienen esclava a la silla? Estos ejercicios te ayudarán a devolverle la fuerza a los músculos.

La nueva normalidad ha provocado que la mayoría de personas pasen más tiempo sentadas. Lo cierto es que permanecer estática por varias hora afecta tu figura, músculos, huesos y salud. Destinar un tiempo para ejercitarte ya no es una opción, más bien es necesario.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/ejercicios-con-mancuernas-para-fortalecer-los-gluteos-en-casa/

Para que no se te complique moverte por cuestiones de horario, aquí ye revelamos los ejercicios sencillos que puedes realizar en menos de 15 minutos.

Sentadilla con peso

Toma una botella de agua (de 1 ½ lt) con las dos manos y extiéndelas hacia abajo. Luego, abre el compás de los pies a una distancia de 75 cm aproximadamente, pon las puntas hacia afuera y párate derechita. Ahora, desciende el torso hasta que la botella llegue casi al piso, regresa y repite 30 veces.

Plancha con escalador

Colócate en posición de plancha con los brazos estirados, lleva la rodilla derecha flexionada hacia el abdomen (sin que pegue con el brazo), regresa y ahora hazlo con la rodilla izquierda. Una vez que aprendiste el movimiento, practícalo con más velocidad durante un minuto sin descanso.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/ejercicios-para-mantenerse-en-forma-con-ayuda-del-sofa/

Elevación de cadera

Acuéstate boca arriba con las manos extendidas a los costados, las rodillas flexionadas y las plantas en el piso. Luego, sube la cadera como si hicieras un puente, baja y repite 30 veces. Si pasas mucho tiempo sentada, es importante hacer ejercicios que fortalezcan el abdomen y el centro de gravedad para que el peso no lastime los huesos.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/ejercicios-con-sillas-que-te-ayudaran-a-tonificar-todo-el-cuerpo/

Sentadilla sin movimiento

Párate, abre los pies al ancho de los hombros, estira los brazos al frente y baja el torso hasta que llegues a una posición de media sentadilla. Conserva esa postura durante un minuto (como si estuvieras sentada en una silla), descansa y repite por otro minuto más. Lleva toda la fuerza al abdomen para mantenerte erguida y aumentar la resistencia en esa área.