blog

Ejercicios para reducir la celulitis de piernas, glúteos y abdomen

Estos ejercicios funcionan mejor que cualquier cirugía para eliminar la celulitis e inclusive sus resultados duran más tiempo.

La celulitis es una condición que está relacionada con el acomodo de grasa, la cual forma hoyuelos o la molesta piel de naranja, que para algunas personas puede llegar a causar inseguridad. Es muy común tener piel de naranja así seas muy delgada, por lo que antes de invertir en procedimientos estéticos, te recomendamos estos ejercicios.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/bajar-de-peso-con-cardio-o-pesas/

Sentadillas con pesas

Un gran ejercicio para eliminar la celulitis de las piernas y glúteos son las sentadillas tradicionales. Te sugerimos hacer el movimiento clásico (aquí te decimos cómo hacer sentadillas correctamente) y agregar una barra con un peso que soportes. En este caso, consulta a un entrenador experto para que no vayas a lastimarte y si tienes problemas de espalda, mejor evita las barras y sólo haz el movimiento lento para construir músculo.

Abdominales con banco multiposición

Si tienes un equipo de gimnasio en casa o un banco de posiciones, ¡este es el momento perfecto para usarlo y combatir la celulitis! Colócalo a 210º tomando el suelo como el eje horizontal de referencia (que está a 180º) y acuéstate boca arriba sobre él. Por la posición, tus rodillas quedarán flexionadas y los talones en el suelo. Ahora, cruza los brazos en el pecho y sube la espalda sin encorvarla hasta que quede a 90º (o como si estuvieras sentada), regresa y repite 3 series, de 12 veces.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/video-ejercicios-para-piernas-flacidas/

Desplantes con mancuernas

¿Preocupada por la celulitis en los muslos? Con repeticiones diarias de este movimiento podrás mejorar el tono muscular e ir disolviendo esos cúmulos de grasa poco a poco: primero, toma un par de mancuernas en cada mano, ponte de pie con la espalda recta, abre el compás a la distancia de los hombros y da un paso hacia adelante con la pierna derecha. Después, flexiona las rodillas a manera de escuadra de 90º y baja lo más que puedas, sin que la rodilla pase la punta del pie. Regresa al compás, haz el mismo desplante con la otra pierna y así sucesivamente, hasta que completes 3 sucesiones de 12 movimientos.