blog

Ergonomía en el trabajo: ¿dónde va el teclado?

Hoy en día, las computadoras están presentes en todos los ámbitos de nuestra vida. No hay dudas de que aportan grandes beneficios, pero también pueden causar algunos problemas por malos hábitos de postura.

Por: DPA

Aquellos que realizan trabajos que implican largas jornadas frente al ordenador, pueden comprobar muy fácilmente si su teclado está bien colocado. Para ello, basta con medir la distancia entre el teclado y el borde de la mesa: esta debe ser de unos 10 a 15 centímetros. 

Según explica una cooperativa profesional alemana en su portal “Certo”, este espacio permite colocar de vez en cuando las manos sobre la mesa y así relajar los músculos de los hombros y el cuello. 

La pantalla debe colocarse directamente sobre la mesa. Es importante que se coloque lo más baja posible y esté inclinada hacia atrás. Esto hace que automáticamente se pueda mirar la pantalla con una vista ligeramente dirigida hacia abajo y relajada, como si se estuviera leyendo un libro.

Otro requisito es que la altura de la mesa sea la adecuada. La parte superior de los brazos debe colgar libremente y los antebrazos deben formar una línea paralela al teclado. Lo ideal es que los muslos y las pantorrillas formen un ángulo de 90 grados o más. Además, los pies deben estar apoyados firmemente en el suelo o, en caso de que esto no sea posible, sobre un reposapiés. 

Numerosas asociaciones y organizaciones del sector laboral ofrecen folletos divulgativos con información sobre ergonomía e higiene postural en el puesto de trabajo. 

dpa