blog

Decora tu apartamento con el estilo industrial

Dale a tu decoración ese aire de espacio industrial neoyorquino de los años 50 que está muy de tendencia y logra un espacio muy acogedor y chic.

Aquellos espacios que en su momento habían sido utilizados para la industria y luego quedaron en el abandono, ahora son piezas clave para reutilizarlas como vivienda, o sirven de inspiración para la construcción de apartamentos.

Este estilo también conocido como loft, consiste en mostrar estructuras sencillas, que muestran paredes con acabados rústicos, suelos de cemento, tuberías expuestas incluso alambrados eléctricos, pero todos ubicados de forma agradable a la vista.

El origen de este tipo de decoración también conocido como estilo loft se inspira en la arquitectura típica de la industria de Nueva York de la década de los años 50. Convertida posteriormente en vivienda para artistas e inmigrantes que no podían pagar el alquiler de un apartamento en la ciudad.

 

Claves para lograrlo

En estos tiempos el estilo industrial se ha convertido en una tendencia para quienes quieren vivir en espacios llenos de historia.  Si te animas a llevarlo a casa, acá te contamos algunas ideas de los expertos en decoración de interiores.

Amuebla con gusto

Este estilo permite muebles modernos, contemporáneos y minimalistas.  Pero también admite la re utilización de piezas vintage.  Keny Monzón, decorador de interiores cuenta que destacan ciertos materiales como el metal y las maderas rústicas que evoquen el paso del tiempo.  Por ejemplo mesas fabricadas con tablones barnizados pero que muestren las sisas o los agujeros provocados por los clavos, o bien butacas que en su estructura combinan metal y madera.

Paredes, punto focal

Lo ideal en este caso, es conservar las paredes sin repellar, para que se vean los materiales de construcción.  En algunas ocasiones muestran el orden de los ladrillos y en otras únicamente los acabados de una construcción en obra gris.

 

Suelos rústicos

Por lo regular son simples, de un solo color.  En su mayoría son capas de cemento pulidas y abrillantadas o también pisos de madera que muestran el paso del tiempo.  Suelen mostrarse lisos o decorarlos con alfombras estéticamente ubicadas.

Combina colores

Los colores neutros son los más recomendados para este estilo.  Si quieres darle un toque personal, Marco Ceballo, te recomienda elegir un color sólido como base y combinar con otros intensos para generar contraste.  Los grises, blancos y negros, son básicos en esta decoración.  También unas cuantas pinceladas de tonos muestran la oxidación de los metales y la pátina rojiza que adquiere, o verdosa como la del bronce.

Ponle texturas

Para los textiles que complementen tu conjunto industrial utiliza patrones o dibujos de carácter sobrio, geométrico o desgastado. Utiliza cualquier otro estampado como los cuadros escoceses o tartán, además de tejidos como el tweed que aumentarán la elegancia al conjunto.

Para el tapizado de los sofás y butacas destacan los linos y las telas crudas, por ejemplo la manta que evoca los sacos de almacenaje en la industria.  Asimismo, la presencia del cuero legítimo y el ecológico según tus gustos.  Lo básico es que tenga colores como coñak, chocolate y wiscky

Aviva con plantas

Las macetas son un detalle muy importante, las cuales le añaden  ese toque natural y relajante que aportan las plantas.  Utiliza las que son de sombra, incluso algunas que purifican el aire.

Iluminación

El aprovechamiento de mucha luz natural, es lo ideal en estos amplios espacios.

 

Pequeños detalles

  • Mesas hechas con engranajes de máquinas viejas.
  • Butacas o bancos diseñados de carrizos antiguos.
  • Estructuras de máquinas transformadas en muebles o estanterías.
  • Piezas de máquinas como pantallas de lámparas.
  • Techos desnudos que muestran instalaciones eléctricas.

 

Fuente: Keny Monzón, diseñador de interiores, de La Sastrería de Muebles, teléfono 2258-8920.  Marco Ceballos, diseñador de interiores y supervisor de temporadas de Cemaco, S.A teléfono 2499-9999.