blog

Ideas para combinar y crear outfits con el naranja

No hay color que transmita tanta vitalidad, felicidad y optimismo como el naranja, un tono que se abre paso en tiempos de incertidumbre como una luz dentro de la gama de la moda de 2021.

Por: Andrea Abrell (dpa)

El conocido instituto de colores Pantone incluso ha declarado dos tonos de naranja como tendencia en las pasarelas de este verano europeo: el “marigold”, que es un naranja con un matiz dorado, y el “naranja ocre”, que tiene más bien un brillo amarronado. Ambos hablan de nuestro “anhelo de que a través de los colores entre en nuestra vida una alegría libre de preocupaciones”.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/outfits-increibles-para-combinar-el-verde-y-rosado/

Pero no todo es fácil: visto desde la perspectiva de la moda, el naranja no siempre se puede combinar bien. Brilla con mucha fuerza, es llamativo y es interpretado como un color de “alerta”. Por eso es tan importante combinarlo bien. A continuación, tres consejos de algunos asesores de moda:

Que entre en escena con otros colores

No pasar desapercibido: el naranja es ideal para llamar la atención, algo que puede lograrse mejor “combinándolo con otros colores brillantes”, explica la estilista Maria Hans, de Hamburgo, en Alemania.

Hans recomienda acompañarlo con un rosa fuerte cálido o un verde manzana brillante. La marca de alta costura Valentino, por su parte, lanzó una combinación muy inusual para su colección de verano 2021. En las pasarelas presentó el naranja combinado con tonos de lila. Y el rosa delicado, la segunda gran tendencia de la temporada estival, también es una opción muy en boga a la hora de elegir una combinación para el naranja.

¿Naranja con naranja? ¡Sí, qué buena opción!

Una combinación atrapante: el naranja también puede lucirse al ser combinado en varios matices, “ya que existe en múltiples variantes”, desde el naranja papaya hasta el naranja mandarina o rojizo, dice la asesora de moda Milena Georg.

Al armar un look monocromático a partir de varios tonos de un mismo color uno apunta a generar una tensión combinando telas con diversas texturas, explica Georg. Un ejemplo sería un top de seda con una falda de lino, ya que los materiales de estructura gruesa hacen que los colores se vean más rebajados. En cambio las telas lisas realzan los tonos, les dan más luz. Combinar diversas texturas genera un juego interesante entre los contrastes.

De la mano de tonos modestos

Una mezcla discreta: quien quiera apaciguar el efecto del naranja encontrará un buen elemento en los tonos conocidos como neutrales, “es decir el gris, por ejemplo, o los pasteles como el celeste”, dice Hans. “Lo importante es no tomar esos tonos para la parte superior del look, sino para abajo, es decir, para la falda o el pantalón, porque el naranja le da un matiz cálido al cutis”.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/tres-outfits-con-jeans-para-ir-a-la-oficina/

La moda del naranja también se presta para ir a trabajar en una empresa más bien conservadora si lo aplicamos en una versión más atenuada. La asesora Ritschie Karkowski recomienda combinarlo con color arena, caqui y un azul oscuro elegante. “Pero, fuera de eso, no hay que elegir necesariamente un naranja brillante para ir a trabajar, sino más bien un naranja un poco más sutil”.

Un buen ejemplo de look apto para la oficina sería un blazer en naranja, que ahora se ha vuelto más usual en las vidrieras, y un top en tono crema. El look se redondea con una pizca de maquillaje, algún calzado elegante y alguna alhaja discreta, propone Karkowski.

Otra alternativa discreta para lucir el naranja es elegir un vestido de verano en el que el color aparezca únicamente como parte del estampado o en los accesorios, como por ejemplo llevando unos aros de naranja fulgurantes.

dpa