blog

Cinco señales en la primera cita que te dirán que él no vale la pena

Estos consejos te ayudarán a saber si deberías salir con él de nuevo.

Pocas cosas se comparan a la gran emoción de una primera cita, la expectativa de saber cómo se desarrollará la velada y la posibilidad de encontrar a tu alma gemela están a la orden del día.

Pero, ¿cómo saber si se trata del hombre de tu vida o si es simplemente otro patán? La primera cita puede ser el comienzo de algo hermoso o el final de algo incómodo.

El problema es cuando te toma más de una cita darte cuenta de que la persona con la que sales simplemente no vale la pena.

Hay algunas señales que pueden ayudarte a determinar si se trata de tu última primera cita o si debes seguir buscando por tu compañero de vida.

No se molestó en arreglarse para la ocasión: no se trata de que use ropa de diseñador o que parezca salido de un catálogo de moda, pero el hecho de que no se esmere en lucir bien para su primera cita, podría ser una señal de falta de interés. Definitivamente no es un buen comienzo.

via GIPHY

Habla demasiado de su ex: probablemente busca que seas el clavo que saque a su ex del panorama. Esto rara vez resulta bien, lo mejor es que busques a alguien que ya haya sanado de sus desamores y que él se tome un tiempo solo para olvidar a su última pareja.

via GIPHY

Es pesado con las personas que lo atienden: Alguien dijo alguna vez que como los demás tratan al director ejecutivo no dice nada, pero, la forma en la que tratan al camarero es como una ventana mágica en el alma. Puede que contigo sea muy detallista, pero probablemente solo trata de dar una buena impresión y en realidad sea una persona prepotente y engreída que esperará a tenerte encantada para mostrase como en realidad es.

via GIPHY

No se despega de su celular: si en la primera cita no se despega de su celular imagina como será durante el transcurso de la relación. Esto puede significar que no valora la conversación que pueden tener y por lo tanto no merece que le regales tu tiempo.

via GIPHY

La conversación no fluye: simple, si no hay química al principio, quizás lo mejor sea no tratar de forzar las cosas porque no son compatibles. Claro, puede que los nervios los traicionen a ambos, en este caso quizá deberías intentar romper el hielo y buscar algo que tengan en común para dar un empujón a la charla.

via GIPHY