blog

Por estas razones no bajas de peso aun siguiendo una dieta

Te alimentas bien, te ejercitas a diario, pasan los días y simplemente no logras perder peso. Todo es cuestión de analizar lo que estás haciendo y cambiar de hábitos, así que saber esto puede ayudarte.

La herencia

Aunque nuestro entorno social y el medio ambiente ocupa un 70% en nuestro estilo de vida, la experta Marien Garza explica que el otro 30% es la genética y puede ser una de las razones por las que no bajas de peso tan fácilmente, ya que influye mucho la herencia de tu familia (diabetes, tiroides, etc.), además del lugar de origen ya que todas las personas, dependiendo el lugar donde nacieron, así serán sus características.

La psicología de la alimentación

Hay personas que llevan a cabo un plan de alimentación de manera correcta, equilibrada y están motivados en términos nutricionales, pero que están teniendo del otro lado una carga laboral impresionante; estrés, no están durmiendo y descansando de manera adecuada y no hacen ejercicio. Entonces, 10% es el descanso que le des a tu cuerpo.
Es importante el peso y la carga de emociones, aparte de todo el medio ambiente, pero cómo estamos viviendo influye, debes pensar en un plan completamente integral.

Régimen personalizado

A veces tiene mucho que ver con que el plan de alimentación que no es 100% personalizado, ya que no todas las dietas sirven para todas las personas, por lo que debes analizar si estás siguiendo el plan de alimentación de manera correcta. Es importante que los mismos estén diseñados dependiendo tus gustos, las actividades que realizas o las metas que quieras alcanzar, para que logres tu objetivo y no falles o te frustres en el proceso.

Los gustitos  

Hay veces en que lo hiciste todo perfecto y seguiste al pie de la letra el plan de alimentación, pero no ahondaste en detalles que por más mínimos pudieron haber cambiado el plan de alimentación como: comer una ensalada y estuvo muy saludable, pero le agregaste mucho aderezo y tuvo 5 o 7 raciones de complementos como tortilla frita, nueces o semillas, y finalmente lo convertiste en una parte de la alimentación que no entraba en tu dieta saludable sin darte cuenta.

¿Qué hacer?

Si sientes que ya no bajas de peso, Garza recomienda enfocarte en retomar esa buena alimentación, pero complementada con actividad física. Si la que haces actualmente ya no tiene ningún efecto en ti, procura cambiarla o rotarla cada cierto tiempo, de manera que tu cuerpo este siempre en constante movimiento.

También prueba las combinaciones de carbohidrato o proteína y grasa para poder manejar diferentes porcentajes en los nutrimentos y ver cual pudiera funcionar mejor para ti, por supuesto con la ayuda de un profesional. Uno puede encontrar cambios y resultados metabólicos y realmente ver algún avance en una semana.


También puede interesarte: 

5 estrategias para no perder la dieta cuando comes en un restaurante


Fuente: Marien Garza, Experta en nutrición femenina y Educadora en Diabetes, miembro del Dietetic Advisory Board (DAB) Consultor Independiente de Herbalife.