blog

Nora Ríos nos inspira por su historia de valentía tras vencer el cáncer de mama

Nora Ilusión Ríos Morán, una mujer valiente de 72 años, mamá de tres hijos y maestra jubilada de Educación para el Hogar.

Es el centro de una familia unida y a pesar de que cada uno de los integrantes tiene una vida hecha, siempre están pendientes unos de otros.

El 4 de julio de 2011, Nora Ríos fue diagnosticada con cáncer de mama y la noticia fue un golpe inesperado en su vida.

“La noticia me impactó, ya que dos años antes estaba despidiendo a mi esposo, quien murió por cáncer terminal. Esto me dolió mucho, ya que en ese momento nadie me acompañaba ya que solo fui por un examen de rutina y esto ocasionó que sintiera que mi vida había terminado”, comenta.

Nora recuerda que cuando salió de la clínica se sentía sin energía, sin rumbo y sin ninguna esperanza.

“En ese momento lo único que le pedía a Dios era regresar con bien a mi hogar en donde pensaría en todo lo que se vendría”, afirma.

Una vez que el miedo y la tristeza fueron quedando atrás, debido a muchas conversaciones con sus familiares y amigos, Nora conoció a una Médica-Oncóloga con una característica muy humana, que en todo momento enfocó esta situación como una lucha que debía de hacerse, algo muy peculiar que recuerda de ella fue que en cada consulta omitió la palabra “cáncer”.

“Esto me hacía tener más fortaleza para enfrentar la situación. Una vez se realizaron los exámenes y evaluaciones los médicos determinaron que tendría 7 quimioterapias, luego una mastectomía y por último otras 2 quimioterapias por cualquier célula que hubiese quedado al final de la operación”

Nora comenta que luego de vivir esta experiencia valora más a las personas que la rodean. Comprendió que su tranquilidad debía acompañarla en su andar, poniendo siempre sus ojos en Dios para enfrentar cualquier situación que le tocara vivir.

“Hoy por hoy disfruto cada momento en mi vida, el despertar cada mañana, ir a cualquier lugar, sentarme a ver un atardecer, esos son detalles que han cobrado mucha importancia y de las cuales estoy muy agradecida”.

“Hay una frase una asociación que durante mi proceso llegó a mí y poco a poco la fui comprendiendo y es –Cáncer es sinónimo de lucha y no de muerte- y con esto, el mensaje que les quiero compartir es; si esta prueba llega a sus vidas deben tomar fuerza y conversarlo con las personas que están a su lado y se darán cuenta que ellas serán luchadoras a su lado, luego de un proceso médico bien definido encontrarán esa luz que les permitirá brillar nuevamente.