blog

Ortorexia: El padecimiento del que poco se habla pero muchos lo padecen

La ortorexia es un trastorno derivado de la obsesión por la comida sana. Acá te contamos más sobre los enfoques de nutriólogos y algunas preguntas clave para que conozcas tu relación con la comida.

Por: Forbes

Mantener una alimentación saludable es una de las medidas que más pueden ayudarnos a vivir más y mejor y a enfermar menos, pero obsesionarse con este objetivo puede afectarnos gravemente a nivel físico y mental, según médicos, nutricionistas y psicólogos, que explican cómo detectar y abordar este trastorno.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/como-hacer-cambios-alimenticios-y-mejorar-la-salud/

La necesidad de llevar una dieta saludable y libre de cualquier nutriente considerado dañino para el organismo puede convertirse en un trastorno obsesivo compulsivo que recibe el nombre de ortorexia, y esta ‘pasión por lo sano’ suele conducir a problemas de salud, según la doctora Cecilia Sanz García.

Este trastorno alimentario conduce a perder peso rápida y pronunciadamente, a una mayor facilidad para sufrir lesiones, “a veces por hacer demasiado deporte sin estar bien nutrido” y también a la fatiga, a causa del esfuerzo de planificar y organizar una dieta restrictiva, según la nutricionista Verónica Velasco.

La alimentación saludable puede convertirse en una obsesión (Foto Sanitas).

La solución a este trastorno se basa en la terapia psicológica, que ayuda a la persona a tomar conciencia de los riesgos que corre al mantener esos hábitos obsesivos y a ser capaz de flexibilizar sus pautas consiguiendo unas prácticas verdaderamente saludables, según la psicóloga Raquel Velasco del Castillo.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/alimentacion-balanceada-o-dieta-desequilibrada/

Una de las claves fundamentales para tener una buena salud consiste es mantener una alimentación sana, equilibrada y variada, pero llevar esta práctica al extremo se vuelve en contra de aquellos que comienzan por estar preocupados por su alimentación, y terminal por convertirla en una obsesión.