blog

¿Por qué es importante cuidar la salud mental de los niños?

Los padres deben de aprender a diferenciar la salud mental en la infancia ya que solo comprendiendo esto tendrán herramientas necesaria para entender y buscar soluciones.

Una buena salud mental en la infancia es definida como la capacidad que tiene un niño para poder experimentar, regular y expresar sus emociones.

Los expertos aseguran que la buena salud mental infantil es sinónimo de un buen desarrollo social y emocional.

Según Dora Alicia Muñoz, Oficial de Protección de Unicef Guatemala, se debe tener en cuenta que cuidar la salud mental de los niños y adolescentes es importante.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/como-ayudar-a-los-ninos-a-enfrentar-los-cambios-de-la-nueva-normalidad/

“La pandemia ha alterado la vida de las familias provocando miedo, angustia, enojo, problemas para dormir, concentrarse, tristeza, entre otras situaciones que también las viven los niños”, afirma la experta.

Dora Alicia recomienda estas estrategias para proteger la salud mental de los niños:

  • Mantenerlos cerca de sus padres o cuidadores principales (abuelos, tíos, padrinos), si se diera la separación se sugiere mantener un contacto regular con sus padres, mediante llamadas telefónicas.
  • Como se ha mencionado, mantener rutinas diarias, organizando su tiempo con actividades escolares, recreativas, de descanso, entre otras.
  • Anímelos a identificar formas de expresar sus sentimientos o preocupaciones.  Es natural que su hijo o hija se preocupe por su propia salud y la salud de su familia, se sugiere conversar sobre el miedo a la enfermedad, y sobre todo las acciones para prevenirla, de esta    manera los hará sentirse en control de la enfermedad y más seguros.  Si su hijo o hija tiene dificultad para expresar sus sentimientos, puede hacerlo por medio de dibujos o notas, las cuales usted puede responder.
  • Enséñeles a protegerse ellos mismos, a su familia y amigos, practicando las medidas de prevención. También explíqueles que si se siente mal, puede tener la confianza d decírselo.
  • Expréseles cariño, comprensión, juegue con ellos y ellas e identifique actividades que les relaje y les haga sentir mejor.
  • Demuéstreles que usted y su familia se están cuidando, practicando las recomendaciones de prevención  y realizando actividades que les hacen sentir bien, así podrá ayudar mejor a sus hijos e hijas.
  • Responda con paciencia, tranquilidad y seguridad, las preguntas que le hace su hijo o hija.  Recuérdeles que está situación es transitoria.

Fuentes: Dora Muñoz/ Oficial de Protección de Unicef Guatemala.