blog

Prepara unas deliciosas albóndigas de quínoa y garbanzos

Las albóndigas de quínoa y garbanzos son ideales para disfrutar un almuerzo con alto contenido en fibra, vitaminas y minerales.

Estos ingredientes aportan muchos beneficios para el cuerpo y es momento de aprender a elaborar las deliciosas albóndigas de quínoa y garbanzos.

Ingredientes

  • 1 taza de garbanzo cocido
  • Un diente de ajo
  • 1 taza de quínoa cocida
  • 1 pieza de pimiento rojo finamente picado
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 2 cucharadas de cilantro finamente picado
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta

Ingredientes para la salsa:

  • 4 piezas de jitomate
  • Un diente de ajo
  • 2 cucharadas de cebolla
  • 1 pieza de zanahoria cocida
  • 1 taza de caldo de verduras
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

  • Para empezar, pon a cocinar los garbanzos hasta que ablanden.
  • Luego, agrega los garbanzos cocidos y un diente de ajo en un procesador de alimentos.
  • Tritura hasta obtener un puré. Seguidamente, añade un poco de sal y pimienta. Reserva.
  • En un recipiente aparte, cocina la quínoa.
  • Luego, incorpora el puré de garbanzos en un recipiente hondo y mézclalo con la quínoa, el pimiento rojo, el pan molido, la salsa de soja y el cilantro.
  • Asegúrate de procesar todo hasta obtener una masa uniforme y maleable. En seguida, pon la mezcla en el refrigerador durante 30 minutos.
  • Pasado el tiempo aconsejado, toma trozos de masa y forma las albóndigas.
  • A continuación, prepara la salsa mezclando el jitomate, el ajo, la cebolla, la zanahoria y la taza de caldo de verdura.
  • Procesa todo hasta que quede bien integrado y transfiérelo a una sartén previamente calentada con aceite de oliva.
  • Deja espesa la salsa un par de minutos y agrega las albóndigas.
  • Sazonar con sal y pimienta, deja cocinar unos 3 o 5 minutos más, hasta que las albóndigas estén listas.
  • Para terminar, sirve con arroz integral o ensalada.