blog

Síntomas, causas y riesgos de la influenza

La influenza es una infección viral que ataca el sistema respiratorio (nariz, garganta y pulmones) y también es conocida como “gripe”.

De acuerdo con el médico inmunólogo, Gustavo Lazo, la influenza es una enfermedad viral que afecta el aparato respiratorio, incluyendo nariz, garganta y hasta pulmones. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte. Suele presentarse en forma de epidemias anuales que suelen afectar entre el 5 y 15% de la población mundial, causando entre 3 y 5 millones de casos graves y hasta 650 mil muertes por año alrededor del mundo.

Las infecciones virales respiratorias como la influenza tienden a incrementarse en esta época del año,  afectando a miles de pacientes que  pueden poner en riesgo su vida, independientemente si son  personas sanas, jóvenes o adultos mayores.

De acuerdo cuando un artículo publicado por Mayo Clinic, en la mayoría de las personas, la gripe desaparece por sí sola, pero a veces esta enfermedad se complica y puede ser mortal.

La   Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la Influenza estacional puede representar un importante riesgo de morbilidad, hospitalización e incluso la muerte, especialmente en las mujeres embarazadas, los niños menores de 5 años y los adultos mayores. 

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/coronavirus-cual-es-el-riesgo-de-contagio-al-aire-libre/

En el caso de las  mujeres embarazadas, están particularmente expuestas a sufrir complicaciones por el virus de la influenza debido a los cambios fisiológicos en los sistemas cardiopulmonar e inmunológico que se producen en el estado de gestación. A mayor edad de la mujer, más alto es el riesgo de contraer una enfermedad grave y por ende, una hospitalización por Influenza. 

La OMS, ha sido clara en que la influenza en las embarazadas puede llegar a causar la muerte del bebé, un parto prematuro, bajo peso al nacer o que el bebé nazca con un tamaño inferior a su edad gestacional.

Ante estas situaciones de riesgo y en el contexto de pandemia, la vacunación  recobra aún mayor importancia para evitar problemas de salud en estas poblaciones vulnerables. En el caso de las mujeres embarazadas por ejemplo,  la vacunación temprana contra la Influenza protege al feto a través de la transmisión de madre a hijo de elevadas concentraciones de anticuerpos. Diversos estudios demuestran que los niños nacidos de madres que padecieron Influenza durante el embarazo tienen un mayor riesgo de morir durante su primer año de vida.

Los niños mayores a 6 meses y hasta los 5 años también están en alto riesgo de presentar complicaciones graves por la Influenza, simplemente debido a su edad.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/como-no-confundir-con-covid-19-las-alergias-de-invierno/

Según el médico Gustavo Lazo, al comienzo la influenza quizás parezca un resfriado común con nariz que gotea, estornudos y dolor de garganta. Pero los resfriados generalmente se presentan lentamente, mientras que la influenza tiende a aparecer en menor tiempo.

“Y aunque un resfriado puede ser una molestia, generalmente te sientes mucho peor con la influenza. Algunos signos y síntomas frecuentes de la influenza incluyen fiebre, dolor muscular, escalofríos, sudoración, dolor de cabeza, tos persistente o seca, congestión nasal, dolor de garganta, dolor ocular, y en niños no es infrecuente que se presenten vómitos y diarrea. En casos más graves hay falta de aire al respirar, cansancio y debilidad”, indica el médico Gustavo Lazo.

Algunos signos y síntomas frecuentes de la influenza incluyen:

  • Fiebre
  • Dolor en los músculos
  • Escalofríos y sudoración
  • Dolor de cabeza
  • Tos persistente o seca
  • Falta de aire al respirar
  • Cansancio y debilidad
  • Nariz congestionada o goteo
  • Dolor de garganta
  • Dolor en los ojos
  • Vómitos y diarrea, pero esto es más común en los niños que en los adultos

Mayo Clinic indica que en la mayoría de las personas, la gripe desaparece por sí sola. Pero a veces esta enfermedad y sus complicaciones pueden ser mortales. Las personas con mayor riesgo de presentar complicaciones de la influenza son:

  • Los niños menores de 5 años, especialmente los menores de 6 meses
  • Los adultos mayores de 65 años
  • Las personas que se encuentran en una casa de convalecientes o en otro centro de atención médica a largo plazo
  • Las mujeres embarazadas y hasta dos semanas después del parto
  • Las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado
  • Los indios nativos americanos
  • Las personas con enfermedades crónicas como asma, enfermedades cardíacas, enfermedad renal, enfermedad al hígado, y diabetes
  • Las personas muy obesas con un índice de masa corporal de 40 o mayor

Causas de la influenza

Según con la investigación, los virus de influenza viajan por el aire en gotitas cuando alguien que tiene la infección tose, estornuda, o habla. Es posible inhalar las gotitas directamente, o contagiarse por medio de un objeto — como un teléfono o un teclado de computadora — y luego transferir los virus a los ojos, la nariz o la boca.

Las personas que tienen el virus probablemente sean contagiosas aproximadamente desde el día antes a cinco días después de que se presenten los síntomas. Los niños y las personas con el sistema inmunitario debilitado quizás sean contagiosos por un tiempo un poco más largo.

Los virus de la influenza están cambiando constantemente, con nuevas cepas que aparecen de manera regular. Si has tenido influenza en el pasado, tu cuerpo ya produjo anticuerpos para combatir esa cepa específica del virus. Si los virus futuros de la influenza son similares a los que ya enfrentaste por tener la enfermedad o por vacunarte, esos anticuerpos pueden prevenir la infección o reducir su gravedad. Pero los niveles de anticuerpos quizás bajen con el tiempo.

Y los anticuerpos contra los virus de la influenza a que estuviste expuesto antes quizás no te protejan contra las nuevas cepas que pueden ser muy diferentes de las anteriores.

¿Cómo se contagia?

El médico Lazo indica que la influenza se contagia por medio de secreciones respiratorias o gotas de saliva que salen de una persona infectada y que llegan a la vía respiratoria de una persona sana. El virus puede vivir un corto tiempo en superficies y puede pasar de mano en mano, especialmente si no hay un correcto lavado de manos y una adecuada técnica de estornudo o de tos.

¿Cómo prevenir la influenza?

El médico indica que aunque el lavado de manos y una adecuada técnica para estornudar o toser pueden disminuir el riesgo de diseminación, las autoridades sanitarias internacionales recomiendan la vacunación anual contra la influenza como el primer paso y el más importante para protegerse contra los virus de la influenza. Las vacunas contra la influenza ayudan a reducir la carga de casos, hospitalizaciones y muertes por influenza para el sistema de atención médica todos los años.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan la vacuna anual contra la influenza para todas las personas a partir de los 6 meses de edad. La vacuna contra la gripe puede reducir el riesgo y la gravedad de esta enfermedad, así como el riesgo de contraer enfermedades graves por la gripe y de necesitar hospitalización.

La vacuna contra la gripe es especialmente importante esta temporada, porque la gripe y la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) causan síntomas similares. La vacuna contra la gripe puede reducir los síntomas que tal vez se confundirían con los de la COVID-19. Al prevenir la gripe y reducir su gravedad y las hospitalizaciones, también se podría reducir el número de personas que necesitan permanecer en el hospital. Es posible recibir la vacuna contra la COVID-19 al mismo tiempo que la vacuna contra la gripe.

¿Cómo saber si es influenza o covid-19?

Aunque los síntomas de ambas infecciones suelen ser muy parecidos, en comparación con la influenza, el covid-19 puede provocar enfermedades más graves en ciertas personas. Además, las personas con coronavirus pueden tardar más en presentar síntomas y ser contagiosas por más tiempo. Por otra parte el cambio o pérdida del gusto o el olfato es más frecuente con el covid-19. Dado que el resto de los síntomas son muy similares la única forma de diferenciarlas es por medio de pruebas de laboratorio.

Fuente: Dr. Gustavo Lazo, médico inmunólogo/ Mayo Clinic