blog

¿Solo para la boda? ¡Viste algo que puedas aprovechar después!

La boda es un día tan especial para todos los novios, que toda pareja quiere lucir bien y manifestar su enorme emoción en lo que visten.

Quieren que sus prendas digan: ¡Este día es hermoso y maravilloso! Pero para las mujeres eso suele derivar en un vestido que solo servirá para una única ocasión, ¡pero no tiene por qué ser así! ¿Por qué no optar por alguna combinación que pueda aprovecharse en otra situación?

“Siguen estando muy de moda los enterizos, también conocidos como ‘monos’, que pueden ser por un lado muy elegantes para el día de la boda y, por el otro, una prenda de gran estilo para un día de oficina”, dice la alemana Kerrin Wiesener.

Los detalles hacen la diferencia

Wiesener sugiere como alternativa que las novias se compren un vestido blanco simple que puedan vestir en otras ocasiones especiales, como por ejemplo para una fiesta de verano en el jardín o para alguna reunión de trabajo, combinándolo con un blazer.

El día de la boda, el look se puede realzar con alhajas de valor y accesorios, un maravilloso ramo de flores y un peinado esmerado. Y quién sabe, tal vez la próxima vez que uno luzca el vestido despierte recuerdos de esa emoción sublime que tienen algunas novias el día de la boda.

Mejor comprar prendas separadas y no teñir el vestido

Hay mujeres que tiñen el vestido una vez pasado el gran momento de lucir de blanco, pero la planificadora de bodas lo desaconseja. “Trabajo de asesora desde hace diez años y aún no he conocido a ninguna mujer que haya quedado contenta con su vestido teñido”. Es que, en el fondo, no deja de tener aspecto de vestido de bodas teñido, a excepción de la seda silvestre, que puede teñirse sin problema, apunta la experta.

En todo caso, resulta mucho más práctico comprar prendas separadas, como ser un top de encaje y una falda de tul “que puedan combinarse con mucha elegancia el día de la boda”, y combinar luego el top de encaje con un blazer para la oficina o con un jean para una fiesta de verano. “La falda de tul a su vez se puede vestir cualquier día de la semana si la combinamos con borceguíes o con un jersey muy amplio. Eso también tiene su glamour”.

dpa