blog

Yoga en la oficina: tres ejercicios para consentir a tu cuerpo

No hay pretexto para no practicar un poco de ejercicio entre la rutina de trabajo Entérate cómo.

Por: Forbes

Activa tu cuerpo con yoga. Que el pasar largas horas sentado mientras realizas tus actividades laborales en la oficina no te quite la oportunidad de realizar algún tipo de ejercicio. Considera que no tienes que hacerlo en un lugar especial o con equipo elaborado.

Según un estudio realizado por Steelcase, agente de investigación de entornos laborales, quienes pasamos buen parte del tiempo en una oficina estamos más expuestos a la tecnología fija de nuestros trabajos, lo que repercute en una vida sedentaria.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/con-la-edad-hay-que-cuidar-condiciones-luminicas-en-el-trabajo/

Para combatir lo anterior y liberarte del estrés, te compartimos tres ejercicios básicos de yoga que podrás realizar desde tu lugar de trabajo, los cuales, por la sencillez de su ejecución, te evitarán el uso de algún tapete especial o de exhibirte con tus compañeros de trabajo.

1.- Espina. Entrelaza tus dedos frente a ti inhalando y extiende tus manos hacia delante con las palmas hacia afuera. Mientras exhalas, lleva tus manos hacia la derecha hasta sentir cómo se estira el lado izquierdo de tu cuerpo. Mantén esta postura mientras das tres respiros profundos para, después, regresar a una posición neutral. Repite del lado contrario.

2.- Cuello. Con una postura firme, comienza tomando un respiro profundo. Al exhalar, mueve lentamente tu cabeza hasta que tu oreja derecha casi toque tu hombro. Inhala y exhala profundamente tres veces. Sigue girando tu cabeza hacia el pecho y continúa lentamente hasta posarla sobre tu hombro izquierdo. Realiza este ejercicio mientras das tres largos respiros. Lentamente regresa tu cabeza hacia el centro.

Yoga oficina

No ocuparás un tapete especial para hacer yoga, podrás hacer los ejercicios desde tu lugar de trabajo.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/estrategias-efectivas-para-recuperarse-de-los-bloqueos-en-el-trabajo/

3.- Muñecas. Extiende tu brazo derecho frente a ti, paralelo al piso con las palmas extendidas hacia arriba. Utiliza tu mano izquierda para, lentamente, estirar hacia atrás tu mano derecha. Mantén esta posición por tres respiros largos. Repite en el lado contrario.