blog

Arroz marinero con crema de espinacas

El arroz marinero con crema de espinacas es una receta deliciosa, no solo es un plato ligero y nutritivo, sino que también destaca por su rico sabor.

El arroz marinero con crema de espinacas es un plato muy sencillo de preparar y que, además, puede disfrutarse como almuerzo o como cena.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/pechugas-de-pollo-con-verduras-al-vapor/

Ingredientes:

  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de jengibre molido (5 g)
  • ¼ vaso de vino blanco (50 ml)
  • 2 ½ tazas de espinacas frescas (100 g)
  • ¼ vaso de leche (50 ml)
  • 3 cucharadas de crema fresca (45 ml)
  • 2 tazas de arroz de grano redondo (300 g)
  • Frutos de mar: 8 langostinos, 1 calamar, 1 cola de rape
  • Condimentos: pimiento picante, sal, pimienta negra
  • Agua (cantidad necesaria)

Preparación

  • Primeramente, lavamos y limpiamos los frutos de mar. Cabe destacar que el calamar debe quedar picado en trozos pequeños mientras que la cola de rape puede quedar en trozos de tamaño mediano.
  • Una vez pelados los langostinos, colocamos las cabezas y las cáscaras a hervir en una olla con agua y sal. Dejamos que se cuezan durante 25 o 30 minutos y luego procedemos a colar el caldo resultante. Reservamos.
  • Colocamos al fuego una paella o una cazuela, con un poco de aceite de oliva y, una vez esté bien caliente, procedemos a pochar las chalotas.
  • Añadir los trozos de calamar y el vino blanco. Cuando el vino esté a punto de secarse completamente, añadimos el arroz y lo tostamos un poco antes de añadir el caldo de los langostinos.
  • Dejamos que la paella llegue a su punto de ebullición y a continuación, bajamos un poco el fuego y dejamos cocer todo durante 10 o 12 minutos. Luego, espolvoreamos el jengibre por encima y removemos para integrarlo al resto de los ingredientes.
  • Lavamos las espinacas, las cortamos por la mitad y las cocemos en una olla con la cantidad de agua justa para cubrirlas (no más, porque obtendríamos un caldo demasiado aguado).
  • Una vez estén listas las espinacas, las trituramos con la batidora en su propio caldo junto con la leche y la crema fresca. Batimos hasta conseguir que cuaje y se convierta en una crema ligera. Añadimos una pizca de sal.
  • Vertemos la crema de espinacas en la paella junto con los trozos de rape. Mezclamos bien con ayuda de una cuchara de madera y dejamos cocer un poco más (sin dejar que el grano se llegue a pasar).
  • Aparte, en una sartén engrasada con apenas un poquito de aceite de oliva, cocinamos los langostinos a la plancha.
  • Servimos el arroz y añadimos por encima los langostinos y, si lo deseamos, una pizca de pimiento picante.

Fuente: MejorConSalud