blog

Claves para elegir una pareja y tener una relación sana

Mucho se habla de las parejas tóxicas, pero poco sobre cómo podemos elegir a una persona emocionalmente inteligente para tener una pareja sana.

Durante estos últimos tiempos se ha hablado mucho sobre las relaciones tóxicas y cómo identificarlas para alejarnos de ellas por salud emocional. Sin embargo, nadie habla sobre las características de tener una pareja sana y construir una relación que haga crecer.

Amiga Tip: Lo más importante no sólo es la otra persona, sino también las cosas que tú debes poner en práctica contigo misma.

¿Pareja por gusto o por necesidad?

Una cosa es querer estar con alguien porque te gusta y otra muy diferente es conformarte con alguien porque estás sola. Una persona emocionalmente estable sabe estar sola y de hecho le encanta.

Es consciente que el amor no es suficiente

El amor no lo puede todo en una relación, se requiere de muchas cosas para que una pareja funcione como la comunicación, confianza, lealtad, libertad y respeto. Así que a la hora de elegir pareja, busca que esta persona también tenga claro que amor no se vive y quiera trabajar contigo esos aspectos importantes.

No idealiza

Es importante que ambas partes estén conscientes de quiénes son. Nos enseñaron a creer que el amor de nuestra vida debe ser un príncipe o una princesa de cuento de hadas para tener un final feliz. Lo cierto es que ese concepto es erróneo y enfermizo, para tener una pareja sana es importante que sepan que toda persona tiene cualidades y defectos.

Tiene una vida

Nos han hecho creer que estar en pareja significa dejar todo de lado y enfocarnos sólo en ésta. Grave error, para tener una pareja sana, ambos deben entender que tienen prioridades más importantes en la vida como su familia, carrera profesional, amigos y hobbies.

No depende de ti

Una pareja debe estar para apoyarse y trabajar juntos por sus objetivos en conjunto y personales. Si estás buscando pareja o te está conquistando alguien dependiente desde emocional hasta económicamente, ¡huye!, de lo contrario, tendrás a un hijo que cuidar, en lugar de una pareja madura con la cual crecer.