blog

¿Cómo saber si bajó o subió la presión arterial?

La presión arterial es la medida de la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos.

De acuerdo con los especialistas, al realizar la medida de presión arterial se toman dos datos: presión arterial sistólica y diastólica.

  • Presión sistólica: Es la que se produce cuando el corazón se contrae y empuja la sangre hacia afuera.
  • Presión diastólica: Se da cuando el corazón se relaja y se llena de sangre.

Los resultados de la medición se expresa poniendo el número de presión arterial sistólica sobre el número de presión diastólica (129/80).

  • Normal: 120/80 mm Hg.
  • Elevado (hipertensión): 120-129 mm Hg sistólica y menos de 80 mm Hg diastólica
  • Etapa 1 hipertensión: Entre 120-129 sistólica o 80-89 mm Hg diastólica
  • Etapa 2 hipertensión: Varía constantemente a 140/90 mm Hg o más
  • Crisis hipertensiva: Superior a 180/120 mm Hg (Requiere intervención médica inmediata)

Según los especialistas existen dos tipos de presión arterial y los síntomas son:

  • Presión alta: Dolor de cabeza, vértigo, mareos, náuseas y vómitos.
  • Presión baja: Desmayos, mareos y  debilidad.

Presión alta

Según los especialistas, la hipertensión o presión arterial elevada es una condición que no debe ser tomada a la ligera. Se produce cuando la sangre tiene que hacer más fuerza de lo normal para ser transportada por las arterias y llegar al corazón. Cuando este músculo late, impulsa la sangre hacia todo el cuerpo.

La presión arterial alta hace que el corazón bombee con más fuerza y trabaje demasiado, esto puede ocasionar serios problemas de salud como ataque cardiaco, derrame cerebral, insuficiencia cardiaca e insuficiencia renal.

¿Cuáles son los diferentes tipos de presión arterial alta?

Hay dos tipos principales de presión arterial alta: Primaria y secundaria.

  • Primaria o esencial: Es el tipo más común de presión arterial alta. Por lo general se desarrolla con el tiempo a medida que envejece.
  • Secundaria: Es causada por otra condición médica o el uso de ciertos medicamentos. Por lo general, mejora al tratarse la causa o al dejar de tomar los medicamentos que la provocan.

La presión arterial puede subir por diversos factores asociados al estilo de vida como edad, historial familiar, género y raza. Esto puede provocar el aumento de la presión:

  • Estrés
  • Sedentarismo
  • Tabaco
  • Alcohol
  • Obesidad
  • Exceso de sodio
  • Medicamentos

Presión arterial baja

La presión arterial baja también llamada como hipotensión, puede causar un shock y provocar la muerte, los más propensos a padecer de presión arterial son:

Personas con obesidad, antecedentes familiares, mayores de 60 años, adicción a las drogas o que consumen muchos medicamentos.

La presión arterial se compone entonces de dos valores: la presión sistólica y la diastólica, siendo los valores más habituales 120/80. Cuando estos se encuentran por debajo de 90/60 se considera presión arterial baja.

Algunos de los síntomas de la presión arterial baja son:

-Fatiga
-Visión borrosa
-Debilidad
-Vértigo
-Mareos
-Náuseas y/o vómitos
-Somnoliencia
-Confusión
-Dolor torácico o sensación de ahogo, debido a la irrigación insuficiente de sangre
-Desmayo o síncope (Pérdida pasajera del conocimiento)

La presión arterial varía a lo largo del día, dependiendo de factores como los siguientes:

  • Posición corporal
  • Ritmo de la respiración
  • Nivel de estrés
  • Estado físico
  • Medicamentos que tomas
  • Lo que comes y bebes
  • Las primeras horas del día (Mañana)

Los médicos recomiendan que las personas con problemas de presión arterial lleven un control  con sus medicamentos, realicen ejercicio y tengan una dieta saludable.

Fuentes: Médico general – Guillermo Hernández/Clínica Médica zona 12- Dr. Fernando González- Clínica Médica Asunción.