blog

Mejor no publiques fotos de tus hijos en las redes

A los padres nos encanta captar los momentos especiales de nuestros hijos, sea su primera sonrisa de bebé, su primera Navidad con regalos o el primer día de escuela. Muchos las publican en Internet sin pensarlo dos veces, ¿pero hacen bien en compartir esas imágenes en Facebook, Instagram y demás plataformas?

Por: DPA

No todas las organizaciones de protección de derechos del niño están de acuerdo. Por un lado, porque hay fotos que a los padres les parecen adorables pero a los niños les dan vergüenza, y puede que luego sean tomadas por compañeritos de la escuela como disparador de burlas o acoso.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/que-hacer-cuando-nuestros-hijos-dicen-palabrotas/

Por otro lado, tampoco es recomendable porque las imágenes de niños con pocas prendas pueden ser utilizadas por personas o redes sin escrúpulos en todo el mundo.

Una solución: los emojis

Muchos padres optan por cubrir el rostro de sus hijos con algún emoji en las fotos. Los especialistas en protección de los derechos infantiles lo ven como una solución de compromiso y no muy ideal, porque hay formatos de imágenes que no son del todo seguros desde el punto de vista técnico y podrían permitir que retiren el emoji de donde uno lo colocó.

Lo más seguro, si uno quiere publicar sí o sí fotos de sus hijos, es pixelarlos o tomarlos de un modo que no se los reconozca, por ejemplo fotografiándolos de espaldas o con el cabello cubriéndoles el rostro.

Desactivar la geolocalización

La máxima fundamental es subir únicamente fotografías de los niños vestidos y no añadir ninguna información sobre el nombre ni sobre el sitio en el que viven. Además, en el móvil todos deberían desactivar la función de localización.

Todos los padres deberían poner el perfil en privado en las redes sociales, aunque eso no sea ninguna garantía de que no sufrirán hackeos.

Consentimiento de los niños

Las organizaciones que protegen los derechos del niño recomiendan por otra parte hacer que los menores participen en las decisiones que los atañen cuanto antes.

En algunos países incluso es obligatorio que ellos declaren su consentimiento, aunque sea la abuela, el tío o la tía los que publican una foto de ellos.

dpa