blog

Capoeira, la danza marcial

¿Quieres tener un cuerpo esbelto, llegar ágil a la tercera edad, aprender a defenderte y a bailar? Si respondiste sí y estás dispuesta a seguir un plan de entrenamiento, el capoeira es para ti.

Este arte marcial se danza al compás de sensuales ritmos afrobrasileños. Es ideal para mujeres que deseen adquirir gran agilidad, ejemplo de ello son Halle Berry y Charlize Theron, quienes la practicaron para sus papeles estelares en Gatúbela y Aeon Flux, respectivamente.

Algunos historiadores creen que esta danza surgió en Brasil a finales del siglo XVI, como una forma de encubrir el entrenamiento marcial, ya que algunos esclavos se preparaban para rebelarse contra sus opresores y, para no hacer obvias sus intenciones, se reunían a bailar. Con el paso del tiempo la práctica evolucionó gracias al aporte de muchos creadores. A quienes alcanzan un alto grado se les llama mestres (maestros, en portugués), uno de los más famosos lleva el nombre de guerra de Néstor Capoeira.

Yi111124411113Pero este arte es mucho más que guerra. ‘Es una herramienta multicultural de liberación’. Así lo dice el mestre Zachary Towne-Smith, fundador de ASCAB, el Grupo Capoeira de Guatemala. ‘Ha desarrollado su propia música, su propio estilo y tiene hasta su propio instrumento, el Berimbau, y cuenta con su inconfundible canto’. Sus orígenes se localizan en la región de Quilombo de Palmares, en el estado brasileño de Algoas. Fue creada por esclavos procedentes de lo que hoy es Angola.

En 1960 uno de los grandes del capoeira, Dias Gomes, lo definió así: ‘Es un combate para bailarines. Es una danza para gladiadores, un duelo entre amigos. Es un juego, una lucha, la perfecta mezcla de fuerza, ritmo, poesía y agilidad. Es el único arte marcial en el cual la música y el canto comandan los movimientos. Por eso, es la sumisión de la fuerza al ritmo, de la violencia a la melodía. Es la sublimación del antagonismo, porque en capoeira los contendientes no son enemigos, son camaradas. No pelean, pretenden pelear de una manera ingeniosa y por encima del espíritu de la competencia está el sentido de la belleza. Por tanto, el capoeirista es un artista, un atleta, un actor y un poeta’.

La práctica, como se ha hecho desde siempre, tiene lugar en una ronda, o círculo formado por personas, mientras dos miembros del grupo se enfrentan dentro de él en forma ritual. La participación femenina en este deporte es universal.

Todo arte marcial tiene una serie de movimientos que le son típicos y sirven como fundamento para desarrollar su estilo y, más adelante, el propio del practicante. De acuerdo con Michael Edmond Landry (o Faisca, por su apodo), los del capoeira son nueve.

Siguiendo una tradición que viene desde los tiempos cuando el capoeira era proscrito en Brasil, sus practicantes reciben un apodo cuando ya están preparados. A las ceremonias en las que se dan estos apodos se les llaman batizos (bautizos). De allí en adelante, se le conocerá con ese apodo en su círculo de compañeros capoeiristas.

Música y capoeira

La música es importante porque sirve para marcar el estilo y el ritmo de los combates-danza y además refleja los valores tradicionales de la cultura capoeirista. Típico del estilo angoleño es la lentitud, mientras el regional es más rápido. Instrumentos y canciones conspiran para dar a la roda la atmósfera necesaria para inspirar a los contendientes. Las letras giran, tradicionalmente, acerca de la historia de grandes capoeiristas, del tiempo de los esclavos que lo crearon o acerca de hechos que suceden dentro de la roda. También sobre la vida y la pérdida o para inspirar a los practicantes.

Existen tres tipos de canciones:

  • Ladainha (letanía): un monólogo que se canta al principio de la roda, casi siempre por el mestre mismo.
  • Chula o louvação: sigue a la letanía en patrón de respuesta, en general para agradecer a Dios y al mestre.
  • Corrido: se canta mientras se desarrolla la danza, también en patrón de respuesta.
  • Luego vienen los instrumentos: la batería, formada por tres berimbaus, dos pandeiros (tamborines), el reco-reco (raspa), un agogo (gong doble) y el atabaque (tambor tipo conga, que es opcional). Los berimbaus parecen arcos para flechas que utilizan cuerdas de metal y tecomates. Se tocan pulsando la cuerda con un palo.

Yi111124411312-1Los estilos del capoeira

El Angola es considerado el estilo más tradicional, dado que hunde sus raíces en las costumbres del continente africano. Se caracteriza por movimientos lentos y serpenteantes, cercanos al suelo, en donde los bailarines pueden acercarse uno a otro.
El Capoeira Regional se considera el estilo moderno, es más rápido y atlético. En su desarrollo, se dice, intervino el mestre Bimba.
El estilo de Capoeira Contemporânea fue desarrollado a partir de la Bimba Regional, con más brincos altos, acrobacias y patadas giratorias y es atractivo para la pantalla grande.

Grado de dificultad

No hay que hacerse ilusiones, dicen tanto Faisca como Zachary Towne-Smith, alcanzar un alto grado de dominio del capoeira requiere disciplina, esfuerzo y toma tiempo, como sucede con cualquier deporte. Sin embargo, el tiempo invertido y ese esfuerzo se traducirán en magníficas satisfacciones estéticas y mejor salud, porque muchas de las rutinas de entrenamiento implican estímulo cardiovascular y gran control del cuerpo.

Algunos movimientos requieren contorsiones del torso, las patadas se elevan y las tijeras son giratorias, necesitarás fortaleza, es una danza exigente. Por ello es muy importante que cuentes con instrucción calificada y apegada a la tradición del capoeira, lo que conlleva a la práctica de ejercicios en grupo, actividades en pareja y, como dijo el mestre Gomes, una mezcla de fuerza, ritmo y agilidad.

Yi1111244113727

Por León Aguilera

Fuente: Zachary Towne-Smith, ASCAB Capoeira de Guatemala. www.capoeira-connection.com/main/downloads/Women_In_Capoeira_Songs.pdf