blog

¿Por qué las mascarillas coreanas son tan populares?

Te decimos lo que debes saber acerca de las mascarillas coreanas y saber si vale la pena invertir en ellas.

Las rutinas de belleza coreanas surgieron entre los años 2000 y 2011, cuando comenzaron a nacer las primeras empresas skincare que revolucionaron la industria. Años más tarde las mascarillas coreanas tomaron más fuerza y se expandieron por todo el mundo, hasta convertirse en las más utilizadas y populares.

¿Qué son las mascarillas coreanas?

En Corea su uso es tan popular que es normal encontrarlas en las calles más transitadas. Según el libro de “Rutinas de belleza coreana”, normalmente están elaboradas a base de una capa delgada de fibra o hidrogel que, a su vez, está impregnada de esencia o suero que tiene forma que se asemeja a la del rostro para que la aplicación sea fácil y los activos penetren de manera uniforme.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/tres-mascarillas-de-chia-para-rejuvenecer-el-rostro-eliminar-manchas-y-acne/

Es importante recalcar que las mascarillas son un gran complemento en la rutina para potenciar algún tópico en específico, pero no son tan necesarias como un limpiador o protector solar.

¿Cuáles son los beneficios?

El libro de Momiji Beauty revela que “el principal beneficio es el material del que están hechas, debido a que este permite que la mascarilla se ajuste completamente al rostro, dejando que los nutrientes se absorban correctamente”.

La mayoría de estas mascarillas hacen que la piel luzca más hidratada y luminosa por la eficiente absorción, los beneficios de cada una dependen de la función que indique el empaque. Algunas nutren la piel, otras solo la dejan suave, unas protegen y otras tienen antioxidantes.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/estilo/tres-mascarillas-de-arroz-que-te-cambiaran-la-vida/

¿Cuándo usarlas?

En Corea las utilizan todos los días pero lo más recomendable es utilizarlas 2 o 3 veces por semana.

  • El primer paso es seleccionar la mascarilla que se ajuste a tus necesidades.
  • Leer las instrucciones del producto.
  • Colocarla en el rostro y dejar actuar según las reglas indicadas.
  • Cuando la retires masaje tu rostro suavemente con el suero que quedó en la piel.
  • Continúa con tu rutina de belleza.

Fuentes: Libro ”Rutinas de Belleza Coreana”, de Momiji Beauty/Glamour