blog

¿Qué es la educación diferenciada?

El ciclo escolar 2021 está por terminar y debido a que este año académico también fue en modalidad virtual, los padres de familia han tenido que buscar alternativas pedagógicas que se adapten a sus hijos, para facilitar la comprensión y aprendizaje según el pensum escolar, de acuerdo con su edad, personalidad y sexo.

De acuerdo con Ana Lucía Asturias González, psicopedagoga, especialista en problemas de aprendizaje, la educación diferenciada es un sistema de organización escolar que se basa en separar a niños y niñas, reconociendo que somos iguales en derechos, oportunidades y obligaciones, pero aceptando ciertas diferencias innatas a las que debemos de responder y que se toman en cuenta en la educación personalizada.

Aunque puede ser fácil generalizar respecto a la metodología que se aplique para la enseñanza, es preciso comprender que existen ciertos modelos que favorecen el desarrollo intelectual e integral de las niñas y niños. La Educación Diferenciada, por ejemplo, es un sistema de organización escolar en donde ambos sexos tienen la oportunidad de aprender de una forma personalizada, que se ajusta a las necesidades de cada uno.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/la-importancia-de-incluir-juegos-ecologicos-en-el-aprendizaje-de-los-hijos/

Al hablar de modelos de Educación Diferencia, hacemos referencia a organizaciones que separan niñas y niños en todos o en algunos momentos de la vida escolar, partiendo de la idea que hombres y mujeres tenemos los mismos derechos, deberes y dignidad, pero que también presentamos diferencias innatas. En esta forma de trabajo se optimizan sus potencialidades y se garantiza una igualdad de oportunidades real.

Beneficios de la educación diferenciada

De acuerdo con la psicopedagoga, existen diversos beneficios de este método de educación que son:

  • Personalización de estrategias: Los docentes pueden personalizar estrategias para los grupos que atienden.
  • Incremento en la participación: En las aulas diferenciadas no hay una competencia con el otro sexo y las niñas pueden tener liderazgo.
  • Formar para la equidad: Dar a cada quien lo que necesita sin transmitir elementos de estereotipos, sino liberarlos de eso para que cada quien logre su potencial posible.
  • Atención a diferencias individuales: Tanto en diferencias de maduración, ritmo de aprendizaje, socialización, intereses, motivación, hay ambientes o climas escolares más armoniosos
  • Niños y niñas aprenden los mismos contenidos, pero con estrategias personalizadas, mejorando su rendimiento.
  • Se logran mejores resultados académicos en pruebas estandarizadas.
  • Incrementa la participación en clases, debido a que los alumnos pueden exponer sus ideas con mayor libertad, asumir riesgos y tomar decisiones con mayor profundidad en sus argumentos.
  • Se toman en cuenta las diferencias emocionales entre alumnos y alumnas ya que se favorecen sus intereses y se atienden sus necesidades.

“La educación es una opción más para los padres de familia, generalmente en el mercado educativo tenemos la opción mixta y son válidas, pero los padres sabrán cuál es la mejor para la educación de sus hijos”, comenta la psicopedagoga.

En este sentido, la enseñanza diferenciada es una apuesta pedagógica que, en las últimas décadas, han asumido con éxito instituciones educativas muy diversas en todo el mundo, con excelentes resultados académicos y de socialización, que contribuyen a una mayor diversidad de ofertas que enriquecen el panorama educativo.

Ana Lucía Asturias González, comenta al respecto, “Niñas y niños presentan diferencias en su ritmo de desarrollo, en su forma de aprender, en el procesamiento de las emociones y en sus motivaciones e intereses. Por ello, la educación diferenciada facilita que se tengan en cuenta estas diferencias a la hora de definir y concretar las estrategias de enseñanza y aprendizaje más idóneas para alumnas y alumnos”.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/a-padres-e-hijos-les-viene-bien-desconectar-de-internet/

Alonso Aguiló, Presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza en su libro “Educación Diferenciada, 50 respuestas para un debate”, destaca que las niñas maduran biológica y psíquicamente antes que los niños, además, suelen ser más tranquilas, más disciplinadas y ordenadas, mientras que a los chicos les supone un mayor esfuerzo adaptarse a los moldes tradicionales establecidos en las aulas. Esto hace que, en determinadas edades, los chicos disminuyan su rendimiento porque la comparación constante con las chicas les provoca un comportamiento inhibitorio.

Aguiló señala en sus escritos, que esa es una de las razones por las que los adolescentes hombres en algunos países, suelen dejar las aulas, a diferencia de las chicas de su mismo entorno.

1. Niños y niñas aprenden los mismos contenidos, pero con estrategias personalizadas, mejorando su rendimiento.

2. Se logran mejores resultados académicos en pruebas estandarizadas.

3. Incrementa la participación en clases, debido a que los alumnos pueden exponer sus ideas con mayor libertad, asumir riesgos y tomar decisiones con mayor profundidad en sus argumentos.

4. Se toman en cuenta las diferencias emocionales entre alumnos y alumnas ya que se favorecen sus intereses y se atienden sus necesidades.

Debido a la crisis sanitaria aún es incierto el panorama académico para el próximo ciclo escolar, por lo que, expertos en docencia, sugieren a los padres de familia seleccionar un centro educativo que tenga la experiencia y capacidad de afrontar los retos de aprendizaje de las nuevas generaciones, para que tanto niñas como niños puedan desarrollarse en un entorno que conozca y respete las diferencias neurológicas, a través de la aplicación del modelo de Educación Diferenciada.