blog

Conozca la historia de Ivette Vásquez y su emprendimiento de postres

Ivette Vásquez, es médico especialista en medicina familiar, tiene una maestría en Salud Pública, Epidemiología y Gerencia, actualmente se encuentra estudiando su primer año de repostería profesional, es esposa, madre de un niño y emprendedora.

“Mandala tienda de postres” es una tienda dedicada a la elaboración de postres y se llama así debido a que las mándalas son utilizadas como terapia para el estrés, debido a que buscan un equilibrio energético y de transformación personal a través de la meditación y eso es exactamente el emprendimiento de Ivette.

“Mi emprendimiento me brinda calma, requiere atención plena en cada detalle y plasmo parte de mí en cada postre”, comenta Ivette.

De acuerdo con la emprendedora, inició a elaborar postres durante el inicio de la pandemia porque cerró temporalmente su clínica para cuidar en casa a su hijo y durante en este tiempo comenzó a ver tutoriales de cocina dulce y se animó a preparar a algunos postres.

“Subía fotografías a mis redes sociales y mis amigos interactuaban con esas publicaciones. En diciembre de 2020 una amiga me encargó un pastel borracho así que se me ocurrió ofrecer en Antigua Guatemala y en la ciudad, obteniendo como resultado 24 postres encargados en dos días. Luego vino el día del cariño, día de la madre y las personas me preguntaban qué postre ofrecería. Luego abrí mi página de Facebook para el emprendimiento y fui recibiendo pedidos cada semana”, comenta la emprendedora.

Ivette indica que para poder ofrecer productos de mejor calidad, variedad y con mejor técnica ingresó a estudiar repostería profesional, animando a su hermano para que también estudiara y así convertirse en un gran equipo.

“Al inicio me encargaba de todos los pedidos, pero con el tiempo fui compartiéndoles mis recetas a mi hermano y a nuestra madre, quien toda la vida se ha dedicado a estudiar y ejercer la repostería y me apoyan con pedidos en la ciudad de Guatemala”, indica Ivette.

Ivette indica que disfruta mucho la elaboración de cada postre y la satisfacción de saber que en la mesa se compartirá un momento especial con algo preparado por ella.

“Me animó a seguir adelante y a esforzarme por ofrecer mayor variedad y calidad”, indica la emprendedora.

Los productos de Mandala tienda de postres se caracterizan por ser elaborados con productos de primera calidad, personalizados, cuidando cada detalle tanto en la elaboración como en la presentación.

“Me esfuerzo porque cada receta cuente con mi toque personal, posterior a la venta, trato de dar seguimiento para conocer la opinión de los clientes y saber sobre aspectos a mejorar y los que han resultado exitosos”, afirma Ivette.

Una de las metas a corto plazo es fortalecer la tienda de postres y lograr que sea referente de distinción y buen gusto en Antigua Guatemala y alrededores. A largo plazo, finalizar el diplomado de repostería profesional, el cual dura 2 años, para poder ofrecer mejores y más variados productos.

“Uno de los mayores retos a los que me enfrento en mi emprendimiento es combinarlo con mi actividad profesional como médico, ama de casa, esposa, madre, personal, la mayor parte del tiempo termino el día muy cansada, pero es muy satisfactorio haber podido realizar cosas que te brindan momentos de felicidad”, comenta la emprendedora.

Los logros de este emprendimiento han sido expandirse a clientes, fuera del círculo de amistades y conocidos, obtener un ingreso extra a través de una habilidad que la emprendedora desconocía y que tenía.

Mujeres que empoderan

“Para quienes no se atreven a emprender, les digo que se animen, que encontrarán obstáculos en el camino, pero justamente esos obstáculos, se convertirán en su fortaleza. Que no se dejen frenar por opiniones negativas pero que tomen las sugerencias como una oportunidad para mejorar. Que crean en ellas, nadie nació sabiendo, y que a veces tenemos talentos ocultos y por pena no los explotamos, sin saber, que tenemos mucho que ofrecer a los demás”