blog

Depresión y ansiedad: Síntomas y causas

La pandemia de covid-19 ha provocado un aumento de personas con trastornos de ansiedad y depresión.

De acuerdo con la psicóloga, Stephanie Guilá, de cada 10 personas ocho están presentando cuadros de ansiedad y depresión y algunos de los síntomas más frecuentes son: angustia, desesperación, ataques de pánico, entre otros.

La psicóloga, Alejandra Morales, indica que la depresión y la ansiedad son una manera reactiva ante alguna situación por la que se está atravesando, un duelo, el fin de una relación, o el confinamiento, entre otras. Otras están profundamente relacionadas a la personalidad y la forma en que reaccionamos a los acontecimientos.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/la-depresion-no-debe-ser-relativizada-en-el-lenguaje/

Stephanie Guilá, afirma que las principales visitas a clínicas se deben porque las personas no pueden respirar y sienten que se van a infartar, pero en realidad están presentando cuadros de ansiedad aguda. Mientras que otros no pueden dormir y sienten fobia que es un trastorno más compulsivo.

Diferencias de la depresión y la ansiedad

La depresión es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades.Mientras que la ansiedad se relaciona con preocupación y miedo intensos, excesivos y continuos ante situaciones cotidianas. Es posible que se produzca taquicardia, respiración agitada, sudoración y sensación de cansancio.

Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, el 1% de personas están pensando en suicidarse, mientras que la mayor cantidad de personas tiene depresión. Uno de los síntomas principales de la depresión es la ansiedad.

Tipos de depresión

Entre los tipos de depresión se pueden mencionar:

Endógena: Significa desde adentro. Hay un balance bioquímico que hace que las personas no produzcan varios transmisores como serotonina, dopamina, entre otros y esto va provocar tristeza cuando todo alrededor esté bien.

Exógena: Quiere decir desde afuera. El paciente presentará cuadros depresivos porque hay algo en su ambiente que lo va hacer sentirse mal.

Nota: El no tratar la depresión pueden conllevar a tener problemas en la salud en general como alteraciones en la presión sanguínea, obesidad, adicciones, alteraciones en el ánimo, estrés crónico y mayores incidencias de cáncer.

¿Qué afecciones suceden con la depresión?

-Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces.
-Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño.
-Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso.
-Cansancio y falta de energía.
-Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa.
– Dificultad para concentrarse.
– Inactividad y retraimiento de las actividades usuales.
-Sentimientos de desesperanza o abandono.
-Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio.
-Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz, incluso la actividad sexual.

¿Qué hacer si siento depresión o ansiedad?

  • Practicar actividades de relajación: Lo que el cuerpo realmente necesita es una práctica diaria de una técnica de relajación, como respiración profunda o yoga, actividades que tengan efectos físicos sobre la mente.
  • Dormir lo suficiente: Dormir la cantidad de horas adecuada y necesaria, ni muy poco ni demasiado.
  • Realizar actividad física: Para enviar oxígeno a todas las células del cuerpo para que el cerebro y el cuerpo puedan funcionar en su mejor nivel.
  • Compartir con otras personas: Hacer actividades con quienes nos sintamos cercanos profundizan nuestros vínculos y permiten sentirnos apoyados y seguros, la diversión y el compartir nos permiten sentirnos más felices y menos preocupados por las cosas.
  • Conectar con la naturaleza: Salir a dar un paseo por el parque o una caminata por el bosque puede ayudar a cualquiera a sentirse en paz y relajado.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/5-tips-para-aprender-a-controlar-la-ansiedad-del-dia-a-dia/

¿Quiénes son más vulnerables a padecer depresión o ansiedad?

Diferentes circunstancias pueden ayudar a desencadenar la depresión, los principales factores que aumentan el riesgo de caer en una depresión son:


-Haber sufrido algún episodio depresivo antes.
-Tener antecedentes familiares de este trastorno.
– La pérdida de un ser querido.
-Vivir en soledad.
-Estrés continúo.
-Tener problemas para relacionarse con las demás personas.
-Situaciones conflictivas en el entorno, por ejemplo, en el trabajo, hogar, etc.
-Haber sufrido traumas físicos o psicológicos.
-Padecer una enfermedad física grave o problemas crónicos de salud.
-El consumo de algunos medicamentos o abusar del alcohol y otras drogas.
-Tras el parto, algunas mujeres son más vulnerables a la depresión, ya que los cambios hormonales y físicos junto con las nuevas responsabilidades de ser madre pueden ser difíciles de asumir.
-Tener una personalidad con alguna cualidad extrema, como la inseguridad, dependencia, hipocondriasis, perfeccionismo, autoexigencia, etc, predisponen a padecer depresión.

Factores que provocan depresión en mujeres

Los expertos afirman que los niveles de estrés inciden directamente en el aumento del cortisol y entre más cortisol se produzca menos serotonina va producir el cuerpo. Por lo tanto fácilmente estará presentando cuadros de depresión.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/terapia-en-linea-modalidad-efectiva-para-recibir-apoyo-en-pandemia/

Hoy en día las mujeres están más propensas a sufrir depresión o ansiedad, debido a que sus labores aumentaron durante la pandemia. A continuación los factores que producen depresión en las mujeres son:

● Trastorno depresivo grave: Se caracteriza por una combinación de síntomas que interfieren con la habilidad para trabajar, dormir, estudiar, comer y disfrutar de las actividades que antes resultaban placenteras.

● Depresión psicótica: Ocurre cuando una enfermedad depresiva grave está acompañada de alguna forma de psicosis, tal como, una ruptura con la realidad; ver, escuchar, oler o sentir cosas que otras personas no pueden presenciar (alucinaciones) y tener creencias firmes que son falsas.

● Pubertad: Los cambios hormonales durante la pubertad pueden aumentar el riesgo de algunas niñas de sufrir depresión, sin embargo, los cambios temporales de humor relacionados con las hormonas cambiantes durante la pubertad son normales, estos cambios por sí solos no causan depresión.

● Problemas premenstruales: Para la mayoría de las mujeres que sufren el síndrome premenstrual (SPM) los síntomas como hinchazón abdominal, sensibilidad de las mamas, dolor de cabeza, ansiedad, irritabilidad y tristeza son menores y de corta duración. Pero hay una pequeña cantidad de mujeres que padecen síntomas severos que interrumpen sus actividades y otras áreas de sus vidas, en ese momento, el SPM se puede convertir en trastorno disfórico premenstrual (TDP), un tipo de depresión que suele necesitar tratamiento.

Depresión posparto: Muchas mujeres que se han convertido en madres recientemente se sienten tristes, enojadas e irritadas y experimentan ataques de llanto poco después de dar a luz. Estos sentimientos que se conocen a veces como melancolía posparto, son normales y por lo general desaparecen en una o dos semanas, sin embargo, si los sentimientos depresivos son más graves o duran más pueden indicar depresión posparto.

● Perimenopausia y menopausia: El riesgo de depresión puede aumentar durante el paso a la menopausia, una etapa que se llama perimenopausia, cuando los niveles de hormonas varían de forma irregular. El riesgo de depresión también puede aumentar durante la menopausia temprana o después, en ambas ocasiones los niveles de estrógeno se reducen significativamente.

¿Cuándo buscar ayuda?

De acuerdo con los expertos, lo más recomendable es buscar ayuda para abordar y trabajar en el proceso de depresión o ansiedad y buscarla desde que inician los problemas de sueño, cuando ya nada les complace o los hace feliz, cuando exista angustia, desesperación o miedo.

La depresión sino es tratada avanza y comienzan problemas más serios como dificultad al tragar alimentos, dormir y a lo largo del tiempo va empeorando la calidad de vida del paciente.

Reincidencia

De acuerdo con los expertos, los paciente con un cuadro depresivo van a reincidir a los años, debido a que este trastorno es como una diabetes que puede estar bajo control, pero hay una posibilidad de una reconsulta.

Fuente: Dra. Stephanie Guilá -Directora de Boston Clinical Consulting/Psicóloga Alejandra Morales.