blog

Protegido: Prepara tu rostro para el maquillaje en 5 pasos

No hay extracto porque es una entrada protegida.

La falta de hidratación no permite que el maquillaje dé un acabado final adecuado y podrías terminar desperdiciándolo. “Son pocas las marcas de maquillaje que contienen vitaminas e ingredientes beneficiosos que hidraten la piel mientras se esté usando”, explica Lara Sedano de Blank, asesora de belleza de Merle Norman.

Si tu rostro no está humectado, las líneas de expresión, arrugas y poros grandes se acentuarán con el maquillaje y el acabado final que se espera con los cosméticos será el contrario. Por eso es que no debes omitir esta serie de pasos para consentir tu cutis y prepararlo para una buena porción de maquillaje:

  1. Limpieza

 

Durante la ducha, humedece un cepillo facial y aplica el limpiador (cleanser) como si fuera un cepillo de dientes. Cepilla cuidadosamente todo el rostro sin tocar el contorno de los ojos. Después, lava la cara con abundante agua y sécala con cuidado, sin frotar el cutis.

  1. Tonificación

 

Humedece un algodón con el tónico y aplica con suavidad por todo el rostro y evita de nuevo el contorno de los ojos. Elígelo según tu tipo de piel. Deja que la piel lo absorba antes de continuar con el siguiente paso.

  1. Hidratación con suero

 

Puedes elegir sueros energizantes, para aliviar la piel, antiarrugas, aclaradores o según la necesidad especifica de tu rostro. Incluso puedes usar varios a la vez. Lo importante es aplicar primero el más liviano y por último el más grueso y aceitoso, para que penetren libremente en la piel. Utiliza una brocha para no desperdiciar el producto pues los dedos también lo absorben. Los sueros no se pueden revolver. Se deben aplicar uno por uno y dejar que la piel absorba el primero antes de aplicar el siguiente.

  1. Crema para contorno de ojos

Aplícala con el dedo anular, pues es el que menos fuerza tiene, sobre el contorno de los ojos, sin aplicar en los párpados. Esta piel es tan delgada como un pañuelo desechable por lo tanto no debes estirarla ni restregarla. Debes usar la yema de tus dedos para colocar y esparcir con pequeños toques. Elegirlo dependerá de la necesidad de cada piel. Puede ser antiarrugas, con protector solar o aclarador, entre una gran variedad.

  1. Crema humectante

Elige la que le siente mejor a tu piel. Espárcela suavemente con el dedo anular, con movimientos verticales hacia arriba. Si ésta no contiene protector solar, agrégalo por aparte, pero nunca evadas su aplicación. Deja que tu rostro lo absorba y estarás lista para aplicar el maquillaje.

El régimen de limpieza se puede completar en 15 minutos. Por lo tanto no tienes mayor excusa para descuidar tu piel.

 

Tips de belleza

  • Mucha gente cree que si tiene piel normal a grasa, no debe aplicar cremas porque ya tiene suficiente sobre el cutis. Esto es un mito porque el rostro expulsa más grasa para protegerse, al no ser humectado ni exfoliado. Estas aplicaciones ayudan a limpiar el exceso de grasa natural, conservando una cuota saludable de la misma, mientras humectan la cara adecuadamente con las cremas necesarias para controlar este problema. Por eso es importante definir qué tipo de piel se tiene para adquirir los productos adecuados.

  • Entre los pasos de limpieza, aplica la crema hidratante Lip Revive para labios. Esta suaviza y elimina la piel que está de más sobre los labios.
  • Comienza a hidratar tu rostro dos semanas antes de un evento importante, como una boda o una graduación. De esta manera lucirás un cutis fresco e hidratado en esa fecha y estará listo para un maquillaje ideal. El 60% de un maquillaje profesional depende de la humectación previa de cada rostro.

Fuente: Lara Sedano de Blank, asesora de belleza de Merle Norman.