blog

Frutas que se deben evitar en una dieta para diabéticos

A la hora de elegir la fruta, los diabéticos con niveles de glucosa a menudo demasiado altos o con problemas de peso deben priorizar las variedades con menos azúcar.

Según la organización alemana Ayuda para la Diabetes, entre las mejores opciones figuran, por ejemplo, las manzanas, mientras que los bananos y las uvas hacen que los niveles de azúcar en la sangre aumenten más.

Las personas con diabetes tienen que estar atentas a las frutas surtidas congeladas porque a veces se les añade azúcar. Las frutas en conserva y las secas contienen una alta concentración de azúcares. Por lo tanto, estos alimentos deben considerarse dulces y deben consumirse con precaución y moderación, ya que pueden provocar un aumento de los índices de azúcar en la sangre.

Quien quiera llevar una dieta equilibrada debería comer a diario tres raciones de vegetales y dos de fruta, según Diabetes Help. Una ración es la cantidad que cabe en una mano, como puede ser una manzana de tamaño mediano, por ejemplo.

Frutas que deben evitarse

Banano: Es una de las frutas que se deben moderar o limitar dentro de una dieta para diabéticos. Su índice glucémico es superior al de otras frutas, aunque no lo suficientemente alto para empeorar el problema.

Mango: Como ocurre con otras frutas poco recomendadas en la dieta para diabéticos, el mango aporta azúcares innecesarios que dificultan el control del problema. Sin embargo, se puede consumir de vez en cuando sin ningún problema para estos pacientes.

Aunque en la diabetes tipo 2 no supone riesgos, es mejor evitarlo en casos de diabetes gestacional. Dado que esta condición solo se da en los meses de embarazo, siendo arriesgado para el feto, es mejor procurar no consumirlo.

Uvas: Las opiniones sobre el consumo de uvas pasas en pacientes diabéticos están divididas. Mientras que algunos médicos sugieren eliminarlas por completo de la dieta, otros creen que faltan evidencias para determinar si en verdad causan algún impacto negativo.

Piña: Es una de las frutas tropicales que adquieren un delicioso sabor dulce cuando alcanzan su grado más alto de madurez. Si bien contiene muchos nutrientes que benefician la salud, es mejor minimizar su consumo cuando se trata de controlar la diabetes.

Cerezas: No es que las cerezas sean dañinas para los enfermos de diabetes. El problema es en que suelen venderse en frascos con almíbar que, por supuesto, representan un riesgo para la salud.

Consejos para comer fruta

  • Es mejor consumir la fruta sola, a media mañana o en la tarde.
  • Comprar frutas de un tamaño pequeño.
  • Evitar las frutas secas o en almíbar.
  • Si las frutas son de conserva, que sean en su propio jugo.
  • Siempre es mejor comer una pieza de fruta entera que un zumo. Sin embargo, un zumo es mejor que cualquier otro refresco.
  • No eliminar la totalidad de frutas de la dieta.
  • Una forma simple de medir las porciones es que no sobrepasen la palma de la mano.

Fuente: Nutricionista Rita Monroy/MejorConSalud/DPA