blog

La desmotivación en el teletrabajo y sus consecuencias

La pandemia del coronavirus y las restricciones asociadas con ella están dominando el comienzo del año. Muchas personas se sienten desganadas y ni siquiera encuentran aliciente en el trabajo.

Por: DPA

Se trata de “una situación complicada, porque si uno se aburre durante el día, todo tiende a empeorar”, señala Andrea vorm Walde, que trabaja como coach y terapeuta en Hamburgo. ¿Qué puede ayudar en esta situación?

La forma más rápida para salir del agujero es ponerse en movimiento, aconseja la experta: “Cualquier tipo de ejercicio contrarrestará la desgana. Realizar actividades que en principio no tienen nada que ver con nuestro trabajo potenciarán nuestra disposición general”, indica.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/el-teletrabajo-nos-ha-vuelto-nomadas-digitales/

Puede tratarse de un paseo o correr al aire libre, emprender finalmente esa tarea que no se quiere hacer, ordenar o simplemente ponerse manos a la obra y hacer lo que haya que hacer para desactivar la inercia. “Superar esa pereza nos da satisfacción y nos permite volver a ser más optimistas”, afirma Vorm Walde.

Llevar esas conversaciones espontáneas de la pausa del café al ámbito digital

A muchos de los que teletrabajan les falta también ese otro factor de motivación que es el contacto con los compañeros.

“En ese caso, hay que buscar sin falta la conversación. Por ejemplo consultando si, a pesar de la distancia física, se puede llevar a cabo un proyecto conjunto o simplemente buscar las impresiones sobre las medidas que se están tomando “, recomienda Vorm Walde.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/pausas-de-movimiento-durante-el-teletrabajo/

No sólo es importante el intercambio profesional con el equipo, sino que esa conversación espontánea en la cocina que surgía a la hora del café o durante la comida se derive ahora a un encuentro online. Por eso, se debe recurrir regularmente a las videollamadas cortas y privadas con los colegas.

dpa