blog

¿Cómo mantener una buena salud emocional?

La salud emocional es una parte importante de la salud general.

Las personas que son emocionalmente saludables tienen el control de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos.

De acuerdo con Katherine Ponce, experta en psicología, hay que aclarar que cuando se refiere a sentimientos y emociones no se hace referencia a lo mismo, ya que las emociones tienden a ser más intensas y tienden a ser más cortas. Sin embargo, los pensamientos son menos intensos, duran más, no hay señales físicas y se manifiestan inconscientemente.

 Es importante tener en cuenta que hay emociones positivas, negativas, primarias y secundarias.

Emociones positivas: Se relacionan con los sentimientos agradables como la alegría o la felicidad. Estas ayudan a aumentar la tensión, la memoria y la conciencia.

Emociones negativas: Hace referencia a los sentimientos desagradables (tóxicos y no agradables) y no dañinos como el miedo, la ira e incluso la tristeza. Estas nos ayudan a focalizar la atención en el problema que se presenta.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/aromaterapia-estos-son-algunos-de-los-beneficios-para-la-salud/

Según la experta, ambos tipos de emociones son importantes experimentarlas y conocerlas para aprender a identificar y cómo manejarlas.

Emociones primarias: Son las emociones con las que toda persona nace como la felicidad, confianza.

Emociones secundarias: Son las que se van aprendiendo en el diario vivir, conforme con las experiencias de la vida como la vergüenza, el orgullo, el disgusto, la culpabilidad, entre otras.

Katherine afirma que la salud emocional nos permite desarrollar nuestro vivir con motivación, tranquilidad y eficacia. Las emociones son una parte fundamental y esencial para la salud tanto como física y psicológicamente, debido a que se experimentan de forma negativa y psoitiva.

¿Cómo mejorar mi salud emocional?

De acuerdo con la experta, tenemos que ser conscientes sobre lo que estamos sintiendo, reconocer nuestras emociones, cuidar nuestra salud física, conectarnos con la sociedad, preguntarnos por qué nos sentimos así.

“Muchas veces nos despertamos de mal humor y ni siquiera sabemos por qué, o solo queremos llorar y no nos tomamos el tiempo de preguntarnos por qué hoy me siento así y solamente dejamos que nuestro día sea gris y lleno de enojos, amargura e incluso podemos llegar a formar problemas por nuestra emoción”, afirma Katherine Ponce

De acuerdo con la experta, la mayoría de las mujeres confunde sus emociones por la llegada de la menstruación y sentimos culpas del por qué se ha actuado de tal manera.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/terapia-en-linea-modalidad-efectiva-para-recibir-apoyo-en-pandemia/

“Para no llegar a sentirnos culpables, debemos levantarnos y preguntarnos por qué hoy desperté enojada, triste, abrumada y no dejar que eso nos afecte porque al final somos dueños de nuestra vida y del diario vivir. Nosotros decidimos si esa emoción nos afecte o no”

Las emociones son adaptativas, motivacionales y sociales.

¿Cuándo ir a terapia?

De acuerdo con la experta, ir a terapia o con algún consejero cuando la emoción ya es muy extrema y uno mismo no la puede controlar por más que las reconozcas.

“Es necesario visitar un familiar para que realice pruebas proyectivas y así saber por qué te sientes así. Por ejemplo que haya muerto un familiar y te metiste a la cabeza que no te iba a afectar, pero en el fondo de tus emociones eso te está afectando y crees ya no es normal lo mejor es visitar un experto. Las emociones positivas son saludables, mientras que las negativas pueden ser desgastantes”, afirma la experta.

De acuerdo con la experta, lo primero que se debe hacer es reconocer que somos seres humanos y por lo tanto vamos a ser imperfectos y a cometer errores, por lo que es importante que existan culpas porque se dicen cosas negativas que no van a aportar nada, más que desgaste emocional.

El camino hacia una vida mejor

Ser  consciente de las emociones y reacciones: Observa lo que te pone triste, frustrada o enojada.

Expresa tus sentimientos de manera apropiada. Informar a las personas cercanas a usted cuando algo le molesta. Mantener ocultos los sentimientos de tristeza o enojo aumenta el estrés. Esto puede causar problemas en tus relaciones y en el trabajo o la escuela.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/5-tips-para-aprender-a-controlar-la-ansiedad-del-dia-a-dia-2/

Piensa antes de actuar: Ten tiempo para pensar y estar tranquila antes de decir o hacer algo de lo que puedas arrepentirse.

Manejar el estrés: Aprende métodos de relajación para lidiar con el estrés. Estos podrían incluir respiración profunda, meditación y ejercicio.

Aspirar al equilibrio: Encuentra un equilibrio saludable entre el trabajo y el juego, y entre la actividad y el descanso. Hacer las cosas que disfrutas.

Cuida tu salud física: Realizar ejercicio regularmente,  comidas saludables y dormir lo suficiente.

Fuente: Katherine Ponce – Experta en psicología https://www.instagram.com/vitalymente.gt/