blog

¿Cómo sé si me estoy volviendo dependiente de mi pareja?

¿Cómo puedes darte cuenta si eres dependiente, o incluso si ambos lo son? Aquí te resolvemos esta duda y te damos algunas pistas.

La dependencia emocional es un patrón psicológico que incluye necesidad de que otros asuman la responsabilidad en las principales etapas de su vida, temor a la separación de las personas, dificultades para tomar decisiones por sí mismo, expresar el desacuerdo con los demás por temor a la pérdida, apoyo o aprobación, se siente desamparado cuando está solo debido a sus temores exagerados a ser incapaz de cuidar de sí misma y preocupación no realista por el miedo a que le abandonen y tenga que cuidarse a sí misma.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/la-violencia-de-pareja-ha-aumentado-durante-la-pandemia/

De acuerdo con la psicóloga Adalyd Belloso, la dependencia emocional es una necesidad extrema afectiva que una persona siente hacia su pareja a lo largo de sus relaciones. La persona dependiente asume un rol subordinado en la relación, provocando un grave desequilibrio en la misma. Esta también es conocida como una adicción hacia la otra persona.

La experta advierte que la dependencia puede manifestarse tanto con la pareja como también con familiares y amigos, quienes son parte de nuestro círculo más cercano.

¿Por qué surge la dependencia emocional?

¿Cómo sé si me estoy volviendo dependiente de mi pareja?

Según Sofía Paz, experta en “Psicomaster”, la dependencia emocional se produce cuando la persona tiene una serie de necesidades afectivas no cubiertas que intenta llenar a través de otra persona. La persona dependiente experimenta un sentimiento de vacío continuo que necesita que otro le satisfaga. Por esta razón, se vive en continua vigilancia para poder detectar cualquier señal que pueda indicar que la pareja pueda rechazarlo o dejarlo.

De acuerdo con la psicóloga Adalyd, la dependencia emocional puede surgir por carencias emocionales o por sobreprotección por parte de los principales cuidadores u orientadores; por ejemplo: los niños que necesitan de forma exagerada la presencia y aprobación constante de una persona con la que se puede identificar como los padres.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/claves-para-elegir-una-pareja-y-tener-una-relacion-sana/

“Al existir una educación sobreprotectora o que infunda temor la dependencia se intensifica. Si, por otro lado, existe una carencia del ser amado, como la madre o el padre, puede crecer buscando la constante aprobación de otros cuidadores la cual se traduce luego en afecto. Ambos comportamientos, al crecer, se extrapolan a las relaciones afectivas de amistad y de pareja. En el fondo de la dependencia emocional elevada se encuentra una baja autoestima y un alto grado de inseguridad, así como un temor profundo a estar emocionalmente solo”, afirma la experta.

Conductas de una persona dependiente

  • Necesidad imperiosa de estar cerca del ser amado.
  • Se muestra abstinencia (malestar por la falta del ser amado)
  • Incapacidad de controlar la compulsión de estar con el otro.
  • Emplear mucho tiempo y esfuerzo para mantener cerca a la pareja.
  • Son evidentes y comprobables los altos niveles de obsesión.
  • Reducción de la asistencia a actividades sociales por estar con la pareja.
  • No es posible ver otra vida a la de compartir con la pareja.
  • Necesidad de tener localizada a tu pareja en todo momento
  • Obsesión por la separación de la pareja
  • La soledad genera angustia y malestar

La psicóloga Adalyd menciona que hay cinco señales que pueden ayudar a identificar la dependencia emocional en la persona o en la pareja que son:

  • -Baja autoestima
  • -Necesidad de aprobación
  • -No saber decir no
  • -Miedo al rechazo
  • -Temor al abandono

La experta menciona que los dependientes emocionales son personas con una constante necesidad de contacto permanente con la persona amada o los seres queridos, si esta no es correspondida pueden llegar a desesperarse y presentar un nerviosismo excesivo sintiendo miedo a ser abandonadas o a ser insuficientes.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/cuatro-senales-que-indican-que-es-tiempo-de-cortar-con-tu-pareja/

“El dependiente emocional llega a idealizar al otro al punto que esta visión no corresponde con quien realmente es el otro. Esta idealización aumenta el deseo de estar con el ser amado; así se convertirá en su prioridad, poco a poco irá dejando lo que disfruta a no ser que a la otra persona también le gusten. En casos extremos, pueden llegar a discutir con personas de su círculo cercano si llegan a mencionar algo sobre su comportamiento, por ejemplo, si le hacen notar que se ha alejado de su círculo de amistad. Poseen una baja tolerancia a la soledad, al ser dependientes emocionales”, menciona Adalyd.

Consecuencias de la dependencia emocional

La psicóloga afirma que el ser dependientes emocionales pueden desencadenar en una sintomatología psicopatológica en la persona por ejemplo en ansiedad, depresión, obsesión, entre otras. Las rupturas o separaciones pueden llegar a ser especialmente devastadoras provocando malestares psicológicos y físicos: sentimientos de desvalorización, sintomatología ansiosa, sentimientos negativos hacia la vida y su futuro, una gran sensación de vacío y una fuerte sensación de no poder continuar viviendo sin la otra persona.

Algunas consecuencias de la dependencia emocional son:

  • Deterioro continuo de la autoestima
  • Patrón de relaciones inestables
  • Reducción significativa de la vida social
  • Ansiedad
  • Enojo
  • Culpas
  • Celos
  • Trastornos psicológicos

El gran desafío de romper con la dependencia emocional

  1. Reconocer que hay un problema, ser honesto contigo mismo.
  2. Buscar ayuda profesional con un psicólogo.
  3. Realizar un listado de las cosas que te perjudican de la relación.
  4. Practicar el “contacto cero”.
  5. Reforzar tu autoestima. Hacer cosas que te hagan sentir valioso.
  6. Aprender a estar solo. Realizar actividades que fomenten tu independencia.
  7. Sustituir los pensamientos obsesivos por otros que te transmitan bienestar.
  8. Comenzar a tomar tus propias decisiones y no esperar la aprobación de otros.
  9. Establecer relaciones equilibradas con personas que te respeten, valoren y aporten en positivo.
  10. Identificar y cambiar las creencias erróneas sobre la pareja y las relaciones

La dependencia emocional, es un estado que deja en posición de indefensión a quien la padece, produciendo mucho sufrimiento, por ello es necesario acudir a profesionales cualificados para su abordaje y solución.

Fuente: Fuente: Psicológa Adalyd Belloso/Facebook: https://www.facebook.com/AdabellGt/Instagram: https://www.instagram.com/adabell.psicologia/ – Sofía Paz, Psicológa Psicomaster.