blog

Exfoliantes caseros para eliminar los labios agrietados en verano

Estos exfoliantes naturales y caseros son efectivos para acabar con los labios agrietados y no te lastiman ni un poquito.

Los labios agrietados no sólo surgen en la época de frío. La combinación de los rayos solares, el calor y los cambios de clima en temporada de verano, provocan un desequilibrio en esta delicada piel y dan lugar a los dolorosos pellejitos y fisuras.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/consejos-para-elegir-el-labial-adecuado-a-tu-piel/

Te compartimos tres maneras de hacer exfoliantes caseros fáciles y rápidos.

Exfoliante casero de manzanilla y arroz

Para hacer este exfoliante, remoja dos cucharadas de arroz en una taza de té de manzanilla concentrado, hasta que los granos se ablanden. Luego, quita el líquido del recipiente y machaca el arroz para obtener una pasta fina. Cuando la tengas, aplícala sobre los labios limpios mediante suaves masajes circulares, hasta eliminar cualquier pellejito. Deja actuar durante 5 minutos más y retira con agua tibia para terminar.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/el-maquillaje-correcto-para-ir-a-la-oficina/

Exfoliante casero de vaselina y azúcar

¿Ya conoces los múltiples usos de la vaselina? Este derivado del petróleo es un gran humectante y regenerador de piel, por lo que es perfecto para exfoliar los labios.* Para elaborar el scrub,* agrega en un bol una cucharadita de azúcar mascabado y una cucharada de vaselina. Revuelve muy bien para que ambos ingredientes se integren y lleva a los labios haciendo movimientos circulares suavecitos con los dedos. Limpia con un splash de agua tibia y no te olvides de colocar un bálsamo labial con protección al final.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/como-lograr-un-maquillaje-natural-en-8-pasos/

Exfoliante casero de fresa y avena

Si quieres hacer un exfoliante para conseguir los labios más jugosos en verano, pero tienes pellejitos y grietas, sigue estos pasos: Lava, desinfecta y quítale la colita a una fresa. Después, aplástala con un tenedor y agrega una cucharadita de avena molida. Cuando obtengas una mezcla homogénea, pon el remedio en los labios y frota durante un par de minutos, sin lastimarte. Remueve con abundante agua y, al finalizar, rocía una bruma de agua termal para refrescar.