blog

Mascarillas con aceites naturales que harán crecer tu cabello

Dale a tu melena los nutrientes que necesita para crecer mucho más sano y bonito con una mascarilla con aceites naturales.

El crecimiento del cabello tiene que ver con la genética y una serie de procesos por los que atraviesa la melena naturalmente.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/los-accesorios-de-cabello-que-son-tendencia-en-este-2020/

No obstante, todos los tratamientos y productos que utilizas a diario, pueden influir notoriamente.

Mascarilla de aceite de romero y miel

El aceite de romero es uno de esos ingredientes que se han utilizado desde hace miles de años tanto en tratamientos para el pelo, como para la piel. Y es que se trata de un increíble remedio para prevenir la caída y estimular el crecimiento, ya que destapa, nutre y fortalece los los folículos pilosos.

¿Cómo preparar esta mascarilla?

En un bowl mezcla dos cucharadas de aceite de romero y una de miel. Si lo deseas, puedes calentar en el microondas ambos ingredientes durante algunos segundos o bien, aplicarle una pequeña dosis de tu acondicionador preferido para facilitar su aplicación.

Aplícalo sobre tu cabello de medios a puntas y déjalo actuar durante 20 minutos. Lava y enjuaga tal como acostumbras, asegurándote de remover perfectamente la mezcla. Notarás que poco a poco tu cabello será menos propenso al quiebre, por lo que crecerá mucho más largo y sano.

Mascarilla de aceite de aguacate y miel

Si hay un ingrediente con increíbles beneficios para el cabello y tu belelza es el aceite de aguacate.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/cortar-las-puntas-del-cabello-acelera-el-crecimiento/

Su alto contenido de vitamina E incentiva el creicmiento del pelo, además de aportar hidratación profunda, por lo que es completamente recomendable para las melenas secas y dañadas.

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Tritura el aguacate hasta que quede un perfectamente molido y sin grumos, después, añade un poco de miel y mézclalo hasta que ambos ingredientes estén integrados por completo.

Fuente: Glamour