blog

Expertos advierten las señales para prevenir el suicidio

El suicidio es un problema de salud pública, pero a menudo descuidado, rodeado de estigmas, mitos y tabúes.

De acuerdo con el doctor Nelson Rodríguez Torregrosa, especialista en medicina familiar de Sanofi, el suicidio se define como el acto deliberado de quitarse la vida y cada año más de 700 mil personas en el mundo se quitan la vida y muchas intentan hacerlo. Todos los casos son una tragedia que afecta a familias, comunidades y países, que tienen efectos duraderos para los allegados de la víctima.

Desde que la Organización Mundial de la Salud declaró al Covid-19 como una pandemia mundial, más personas experimentan pérdida, sufrimiento y estrés.

Según un artículo publicado por la Organización Mundial de la Salud, centrarse en la prevención del suicidio es especialmente importante para crear vínculos sociales, promover la toma de conciencia y ofrecer esperanza.

El tercer informe regional sobre la mortalidad por suicidio publicado en marzo de 2021, indicó que este problema sigue siendo una prioridad de salud pública. Los suicidios son prevenibles con intervenciones oportunas, basadas en la evidencia y a menudo de bajo costo.

En junio de 2021, la OMS lanzó “Live life” (Vivir la vida), una guía de implementación que consta de cuatro intervenciones clave, para prevenir el suicidio en todo el mundo. Un enfoque multisectorial es fundamental para involucrar a la sociedad y a las partes interesadas es un esfuerzo de colaboración.

Causas del suicidio

Según el médico Rodríguez, existe un vínculo entre el suicidio y las enfermedades de salud mental, en particular la depresión y el consumo de sustancias como el alcohol. Se han documentado muchos casos de personas que se han suicidado impulsivamente en situaciones de crisis en las que su capacidad de afrontar las tensiones de la vida como los problemas económicos, las rupturas de las relaciones, dolores y enfermedades crónicos.

El suicidio puede presentarse a cualquier edad, pero hay que tener en cuenta que la población joven es muy vulnerable, pues el suicidio es la cuarta causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años. Ciertas situaciones pueden generar conductas suicidas como: vivir conflictos, catástrofes, actos violentos, abusos, pérdida de seres queridos y sensación de aislamiento. 

Las tasas de suicidio también son elevadas entre los grupos vulnerables y discriminados, como los refugiados y migrantes; los pueblos indígenas; las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales e intersexuales; y los reclusos. Si una persona ha cometido antes un intento de suicidio, éste es el principal factor de riesgo para volver a intentarlo y probablemente llegar a suicidarse.

¿Cuándo pueden ocurrir los comportamientos suicidas?

El experto comenta que los factores pueden ser muchos, pero generalmente se centran en conflictos, catástrofe, actos violentos, abusos, rupturas amorosas, discriminación entre otros.

“Lo importante aquí es poder buscar ayuda a tiempo para que la persona no llegue a la muerte”, comenta el médico Nelson Rodríguez.

Síntomas y señales de alerta

Según el médico, hay que prestar atención a síntomas asociados a depresión como por ejemplo: desesperanza, desinterés, tristeza y soledad.

En el caso de los adolescentes pueden manifestar depresión, pero también pueden presentar un alto grado de excitabilidad. Hay algunos otros más observables como los cambios en la forma de alimentarse (pérdida o aumento de apetito) o los trastornos en el sueño.   Hay que estar muy pendiente si las personas manifiestan deseos de desaparecer, expresan que nadie los necesita o si abiertamente expresan deseos de morir. 

No siempre se puede saber si alguna persona está pensando en el suicidio, pero hay algunas señales que pueden alertar:

  • Habla acerca del suicidio, o expresar frases como “desearía no haber nacido”, “quisiera estar muerto”, o similares.
  • Intenta obtener medios para hacer efectivo el suicidio.
  • Retraimiento extremo.
  • Cambios de humor.
  • Preocupación por la muerte.
  • Sentir impotencia y desesperanza ante una situación.
  • Abuso de alcohol y drogas.
  • Cambios en la rutina normal.
  • Hacer cosas autodestructivas e imprudentes.
  • Despedirse de las personas como si fuera a ser definitivo.

Si observa algunas o varias de estas señales trata de hablar con la persona, ofrece tu ayuda y anímala a pedir ayuda a profesionales.

Te puede interesar: https://www.revistaamiga.com/como-ayudar-a-una-amiga-con-depresion/

Factores de riesgo para el suicidio

El suicidio es un problema complejo en el que intervienen todo tipo de factores: psicológicos, ambientales, sociales y biológicos. Se han determinado algunas causas que influyen en las conductas suicidas:

  • En los niños y adolescentes: influyen especialmente factores como la historia psiquiátrica familiar, enfermedades mentales, la pérdida de un ser querido, la depresión, aislamiento social, abuso de drogas y alcohol.
  • Para las mujeres y hombres, suponen un factor muy importante las relaciones con otras personas, la violencia doméstica o el estrés en el ámbito de la familia, aunado a las enfermedades mentales, abuso de alcohol y drogas, entornos familiares problemáticos.

Los estudios señalan que en el grupo de edad de las personas mayores cuentan especialmente factores como la depresión, el dolor físico a causa de una enfermedad, el aislamiento social y familiar. No obstante, cada persona vive un universo concreto que habría que analizar, para determinar cómo ayudarle a superar la etapa por la que está pasando y evitar las conductas suicidas.

Datos claves

De acuerdo con un artículo publicado por la OPS:

  • En la Región de las Américas se notificó un promedio de 81, 746 muertes por suicidio al año entre 2010 y 2014, siendo la tasa de suicidio en América del Norte y el Caribe no hispano superior a la tasa regional.
  • Alrededor del 79% de los suicidios en la Región ocurren en hombres. La tasa de suicidio ajustada por edad entre los varones es más de tres veces superior a la de las mujeres.
  • El suicidio es la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 20 a 24 años en las Américas. Las personas de 45 a 59 años tienen la tasa de suicidio más alta de la Región, seguidas por las de 70 años o más.
  • El suicidio es la quinta causa más importante de AVAD en las Américas, con un rango de casi nueve veces considerando el porcentaje de la carga total, desde el 0,4% en Antigua y Barbuda hasta el 3,6% en Surinam.
  • En 2019, el AVAD ajustado por la edad para ambos sexos más alto es en Guyana, con más de 3200 años por cada 100.000 habitantes, seguido de 1772 años en Surinam y 1462 en Uruguay..
  • •La asfixia, las armas de fuego, la intoxicación con drogas y alcohol y el envenenamiento con plaguicidas y productos químicos son los cuatro métodos más utilizados para el suicidio, que representan el 91% de todos los suicidios en la Región.

¿Cómo prevenir un suicidio?

El experto afirma que si el paciente tiene signos o síntomas de depresión debe buscar atención médica idónea. La depresión y otras condiciones de salud mental son tratables.

De acuerdo con la OPS, cualquier persona es clave en la prevención del suicidio, ya que todos pueden marcar la diferencia como miembro de una sociedad. Cada día podemos aportar para prevenir los suicidios en nuestro entorno como:

  • Concienciarnos sobre el tema y sensibilizar a otros.
  • Conocer las causas del suicidio y señales de alerta
  • Mostrar cuidado y ayuda a las personas que se encuentran en situaciones difíciles.
  • Cuestionar el estigma asociado al suicidio y a los problemas de salud mental, compartiendo experiencias propias.

Crear esperanza a través de la acción

Cada año se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio con un lema distinto y con actividades y eventos a nivel mundial. Para este 2021 el lema central se denomina “Crear esperanza a través de la acción”. Con esta campaña se pretende recordar y reforzar la idea que existen alternativas al suicidio, así como brindar esperanza a quienes atraviesan por circunstancias difíciles.

Si necesitas ayuda puedes comunicarte a: También se puede acudir a la Liga Guatemalteca de Higiene Mental, donde se atiende a personas por un costo bajo, en la 12 calle A 0-27, zona 1. Teléfonos 2232-6269 o 2238-3739.

Fuente: Doctor Nelson Rodríguez Torregrosa – Especialista en medicina familiar de Sanofi/Artículos publicados por la Organización Mundial de la Salud y Organización Panamericana de la Salud